Home  //  Asesinos  //  Dominique Cottrez

dominique-cottrezLa Infanticida Francesa

Sin duda es la mujer que ha logrado poner los pelos de punta a todas y cada una de las madres y padres de  Francia. Una ama de casa que de pronto salta a las noticias por unos sucesos horrendos. El horror comenzó a destaparse el pasado sábado 24 de Julio del 2010. Parecía una apacible mañana de jardinería en una vivienda unifamiliar de la localidad francesa de Villers-au-Tertre...

Una pareja que acababa de comprar el chalé se disponía a plantar un árbol cerca del porche. Bastaron varios golpes de azada para toparse con dos bolsas de plástico con los restos de otros tantos bebés en su interior. Superado el espanto inicial, los nuevos propietarios acertaron con marcar los números que pronto llevaron hasta el lugar a varias patrullas policiales. El terror sólo había dado sus primeros pasos.

Las sospechas iniciales apuntaron hacia los anteriores dueños del inmueble. Perteneció a un matrimonio de ancianos fallecidos hace varios años. Pero la pista era la buena y pronto se llegó hasta la heredera, Dominique Cottrez. Vivía cerca, a escasamente un kilómetro. En su casa se presentaron los agentes encargados de la investigación el mismo día y allí se toparon con lo que puede constituir el mayor infanticidio de la historia de Francia. La mujer de 47 años confesó que los cadáveres hallados en la antigua propiedad de sus padres pertenecían a dos de sus hijos. Y fue aún más explícita: había otros seis bebés enterrados entre el prado y el garaje de su propio hogar. En los siguientes días perros entrenados para realizar búsquedas subterráneas localizaron los cadáveres, también minuciosamente envueltos en bolsas de nailon. Cottrez dejó caer aún un dato más para agrandar el macabro descubrimiento. Quizás haya otros cuatro más, porque con el tiempo perdió la cuenta.

dominique2

Esta enfermera tampoco puso reparos para confesar la motivación que le llevó a deshacerse de los hijos que habían nacido entre 1989 y 2006 en el seno de su matrimonio con Pierre-Marie Cottrez, carpintero y concejal del pintoresco municipio. Una vez detenida el martes lo explicó todo ante el fiscal de Douai, Eric Vaillant. Al parecer, sus dos primeros partos -de los que nacieron dos hijas hoy venteañeras que ya la han hecho abuela- fueron traumáticos. Ello le llevó a negarse a pasar de nuevo por la experiencia de criar niños y a acabar con sus siguientes descendientes nada más alumbrarlos. Asfixió a todos.

Preguntada por qué no acudió a los médicos para evitar quedar embarazada, su respuesta fue contundente: no creía en ellos. No le ayudaron en su sufrimiento en los partos que sí decidió soportar.

Dominique Cottrez se enfrenta a ocho cargos de homicidio voluntario de menores de 15 años y lo normal es que sobre ella recaiga una condena de cadena perpetua -según informó ayer el fiscal-, siempre y cuando los análisis psiquiátricos determinen que era consciente y responsable de sus actos. El marido, también detenido inicialmente por omisión de denuncia y ocultación de cadáveres, ha sido puesto en libertad. La infanticida sostiene que él desconocía los crímenes e incluso sus embarazos. El gran tamaño de esta mujer podría haber servido para ocultar las gestaciones.

El caso ha sacudido a Francia. Pero sobre todo a los habitantes de Villers-au-Tertre, una pequeña comuna campestre de 620 habitantes, una docena menos de los que hubiera tenido sin la pavorosa actuación de Dominique. El alcalde del pueblo, Patrick Mercier, como casi siempre en estos casos, aseguró a la prensa que la pareja parecía llevar una vida relativamente normal, discreta, como la del resto de los vecinos. Les conocía bien porque el marido cumplía su tercera legislatura en el seno del consejo municipal. Es «alguien respetable». La esposa «salía muy poco», cohibida por su generosa corpulencia.

Francia se ha llevado una sorpresa, pero no tan grande. En 1984 una pareja fue condenada en el departamento de la Corrèze, al sur de París, a cinco y ocho años de prisión por haber ahogado y enterrado a siete recién nacidos. Más recientemente, una mujer confesó en marzo que mató a seis hijos y escondió sus cuerpos en una bodega de su casa, en el noroeste del país.

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi