Comunicación Espírita

Votar este artículo sobre Comunicación con los espíritus    
CAMINO O SENDA DE ENTRADA

Este apartado nos dice como alcanzar un estado de conciencia óptimo para realizar una comunicación espírita carente de resultados engañosos para el experimentador. Este camino o senda de entrada se divide en tres fases:
- rezar 4 oraciones
- ejercicios de relajación
- descarga de energia negativa.

Una vez realizadas estas tres fases se pasa a la comunicación espírita propiamente dicha. Hay muchos tipos de comunicación, pero vamos a analizar tres, que son las siguientes:
- comunicación telepática
- tabla OUI-JA ó GUI-JA
- escritura automática.

A continuación, vamos a explicar las tres fases del camino o senda de entrada.
La primera tiene contenido claramente religioso, la explicación que se podría dar es la siguiente: al igual que en las misas negras hay textos o palabras o frases que en un lenguaje muy antiguo sirven para atraer al diablo, demonios, satanás, belcevú; si queremos establecer una comunicación con el plano astral no tenemos mas que recurrir a las oraciones religiosas.

El segundo paso son los ejercicios de relajación, estos ejercicios tienen la finalidad de ponernos en un estado que nos sea mas fácil la comunicación. Para hacer esto vale cualquier tipo de relajación: yoga, meditación etc. Para los que no sepan ninguna técnica, una puede ser (fácil y corta) la de dejar la mente en blanco y concentrarse en el entrecejo. Cuando se vea que se esta lo suficientemente relajado, esta fase habrá acabado.

La siguiente y muy importante es la de descargarnos de la energía negativa que tengamos acumulada. Yo hago la diferencia entre dos tipos de energia que nuestro cuerpo acumula: la energia positiva y la energia negativa, la energia buena y la energia mala, la energia blanca y la energia negra. La energia negativa nos dificultará la comunicación con una entidad buena, para ello lo mejor es liberarnos de ella antes de una sesión. Si queremos tener resultados positivos y que nos sirva para algo una sesión espírita debemos hacer lo anteriormente expuesto, ya que si no solo recebiremos espíritus burlones.

La manera de hacerlo es fácil, se ponen las manos en la mesa, o pared, con las palmas de las manos abiertas contra ella y se repite mentalmente algo parecido a "que toda la energía negativa que hay en mi, salga" hasta que notemos como de verdad algo se mueve por el interior de las manos y sale por las yemas de los dedos. Cuando este ejercicio se realiza bien, el experimentador nota como sus manos suben de temperatura hasta que la energia negativa se acaba, y las manos vuelven a la temperatura que tenían antes. Una vez acabado esto se procede a evitar que entre energía negativa en nosotros durante la sesión, para eso nos imaginamos mentalmente dentro de un circulo de fuego y repetimos las siguientes palabras: "que ninguna energia negativa entre en mi".

Una vez realizados estos tres pasos vamos a analizar las características de cada sistema de comunicación.

COMUNICACION TELEPATICA

Esta técnica es poco frecuente, tal vez por que los humanos tenemos un desarrollo mental escaso. El contactado recibe el mensaje sin el mismo saberlo. Conoce las respuestas por que tales respuestas están en él de manera natural e instantanea, es decir, sin que haya mediado la pregunta previa. Otras veces, el contactado es consciente del mecanismo y observa que tras formular la pregunta, percibe al momento la respuesta. Algunos oyen, incluso, la voz que responde dentro de su cabeza y, según ellos, no son voces exactamente humanas, puesto que tienen un timbre especial que las distingue. En estos casos, los contactados tienen una menor posibilidad de elegir el momento para el contacto, ya que este se le suele dar atendiendo mas a la intención del comunicador que a la del receptor. Es decir, esto funciona así: una vez realizado el camino o senda de entrada, solo te queda formular una pregunta, dejar la mente totalmente en blanco y anotar la idea que puede aparecer en la mente.

TABLA OUI-JA

Este nombre viene del francés y del alemán, es decir: OUI quiere decir "si" en francés y JA quiere decir "si" en alemán. Es el mas común de los métodos de comunicación con lo invisible. Sin embargo, también es cierto que es el más desacreditado dado el uso informal que se le esta dando, más próxima al juego superficial que a la investigación seria. En cualquier caso, señalemos que el sistema se basa en el empleo de un tablero donde se disponen las letras del alfabeto de forma circular o semicircular, así como los números del 0 al 9, las palabras Si y NO y ADIOS y la frase NO LO SE. Se necesita un vaso de cristal que se sitúa en posición invertida sobre el tablero, de manera que todos los asistentes a la sesión puedan colocar su dedo índice sobre el fondo del vaso y mantenerlo en esa posición. Uno de los asistentes formula la pregunta y el vaso comienza a deslizarse por el tablero yendo de una letra a otra hasta completar la respuesta.

ESCRITURA AUTOMATICA

La persona transcribe -sin que medie para ello su voluntad- el mensaje transmitido desde el otro plano. El brazo a través del cual se escribe es recorrido por fuertes vibraciones y comienza a moverse ajeno a la voluntad del receptor o contactado, quien ignora lo que escribe hasta el punto de que él descubre el contenido del mensaje a medida que lo va escribiendo. No se produce la pérdida de la conciencia, aunque sí una alteración de la misma. Quienes han experimentado el sistema reconocen que al principio se limitan a producir garabatos y formas aparentes sin significado alguno, pero que, sin embargo, representa una especie de preparación para la mano, gracias a la cual, esta se sensibiliza y es capaz de captar el texto del mensaje que viene a continuación. Es frecuente la recepción de dibujos, que a veces forman parte del mensaje y otras veces no. En ocasiones reproducen figuras antropomorfas y caras en las que se distinguen claramente unos ojos grandes y oblicuos. En cuanto a la caligrafía, se encuentra que no se corresponde con el tipo de letra habitual del contactado, dándose además otro fenómeno curioso y es que, cuando se contacta con mas de un ser, las caligrafías son distintas entre si. En todos los casos, no obstante, se leen con absoluta claridad. Digamos también que, en general, los mensajes se reciben en el idioma del contactado, pero en ocasiones aparecen textos en un idioma absolutamente desconocido -y tal vez no pertenecientes a ninguna nación del planeta Tierra- cuando no aparecen respuestas jeroglíficas o taquigráficas. Con la psicografía se establece una especie de relación epistolar entre el emisor y el contactado. Este busca un rincón de la casa, tranquilo, se provee de papel y lápiz y, tras una concentración, moviliza su mente hacia su "amigo" quien, generalmente, acude a la llamada pasados unos segundos, iniciándose la "transmisión". El contactado pregunta y la entidad responde, aunque pudieran haber preguntas que se quedaran sin respuesta o que se obtenga por contestación algo parecido a: "no debes conocer la respuesta" o "aun no es el momento". Acabada la conversación se produce una despedida y, a veces, se emplaza al contactado a una comunicación en una fecha y hora determinada. El contactado reconoce sentirse cansado físicamente tras una comunicación, pero reconoce, así mismo, una gran paz interior.
Conclusión: esta técnica tiene el inconveniente de que solo se produce cuando algún ser quiere, es decir, con la tabla OUI-JA es relativamente fácil contactar a una entidad que te de respuestas a determinadas preguntas; es difícil contactar con una entidad determinada ya que en este caso, saldrá, seguramente, un espíritu burlón; a no ser que esta entidad se de cuenta de tu intención y contacte el contigo, no tu con él. Como hemos dicho, es fácil contactar con una entidad que posea un grado de elevación espiritual medianamente razonable, aunque es difícil contactar con la que el experimentador quiera.

UNA VEZ CONTACTADO ¿COMO SE DESENMASCARA A UNA ENTIDAD?

Hay mucha confusión en estas comunicaciones, se cree comunicar con una cierta entidad, y en verdad están siendo entretenidos por un ser del bajo astral. En este sentido, merece la pena señalar que, en ocasiones los comunicados están afectadas por interferencias debidas a la aparición de otra entidad que se hace pasar por la entidad original. En el ambiente de los contactados se atribuyen tales interferencias a la acción de los contrarios, es decir, a los representantes del mal, en una clara concepción maniquea del fenómeno, pero también pudiera deberse a la acción de esas entidades que moran en el astral y que constituyen un auténtico filtro que obligatoriamente han de pasar las ondas procedentes del exterior. Desde la perspectiva de los contactados, la naturaleza de los emisores con quienes mantienen la comunicación es clara y un tanto obvia. Sin embargo, la simple reflexión sobre la dimensionalidad de los mundos invisibles, que va desde las zonas que albergan a las entidades menos evolucionadas y supuestamente consumidoras de las mas bajas energías -como son las formadas por los instintos primarios de las criaturas o de las distorsiones profundas del orden- hasta las formas de vida mas puras y elevadas supuestamente habitantes de los espacios celestiales, la simple reflexión, como digo, de esta estratificación dimensional hace concebir una gran diversidad de formas de vida con tan profundas diferencias entre si como las que podemos apreciar entre las físicas. Y todo ello sin necesidad de entrar en la consideración de formas de vida alejadas del espacio terrestre y que conectan con otros planetas o cuerpos diversos de cualquiera de los universos posibles. Por esa razón, la posibilidad de que la comunicación entre humanos y no humanos sea algo homogéneo es una simplificación que tiene todas las posibilidades de ser falsa.
Es mas lógico pensar, por el contrario, que con independencia de lo que ellos mismos suponen, los humanos, se comunican, a veces, con seres invisibles de naturaleza desconocida. Alguien puede pensar que esta afirmación es excesiva por que algunos de estos seres se identifican ante el humano con quien mantienen comunicación, diciendo su nombre, procedencia y, en ocasiones, el lugar en donde se encuentra en el momento del contacto. Pero si admitimos que cualquier entidad del bajo astral, es decir, de esa zona invisible pero real que coexiste en el mismo espacio físico en el que vivimos los humanos, supuestamente habitada por las entidades menos evolucionadas e impuras, y si admitimos igualmente la posibilidad de intercomunicación con tales espacios, no es absurdo pensar que dichas entidades infraevolucionadas puedan interferir y hasta simular mensajes. No es, por tanto, ninguna exageración el hecho de pensar que aquella entidad con la que se cree estar en comunicación, no sea siempre ella realmente. Es bastante común que a mitad de un mensaje cambie sutilmente el fondo del mismo o que suceda algo aún mas sospechoso como es el hecho de que, de pronto, el interlocutor invisible se torna halagador respecto al contactado. Pero también puede producirse la situación contraria: la entidad no humana acusa duramente y formula amenazas o inminentes castigos a los humanos, si estos no cumplen determinadas condiciones. Tanto en uno como en otro caso, se pone en evidencia la escasa elevación espiritual del hombre (ser) invisible, pues los espíritus verdaderamente evolucionados, ni halagan ni condenan: simplemente aconsejan y estimulan dulcemente. Pero es normal que tales situaciones se produzcan. El astral es una dimensión que alberga entidades de todo tipo que van desde los espíritus infernales hasta las mas elevadas entidades angélicas, pasando por un pleyade de espíritus humanos desencarnados y multitud de formas de vida aparente -los artificiales- creados por los deseos y los pensamientos de nosotros mismos. Esa vida existe, aunque no podamos verla, y la comunicación con aquellas entidades no es algo que pueda manejarse artificialmente con tanta facilidad. Por el contrario, existe un mecanismo natural que nos aproxima a una u otra entidad según sea su afinidad con nosotros. Este mecanismo natural es lo que llamamos "nivel vibratorio" y, en virtud del mismo, tendremos a atraer hacia nosotros energías con afinidad a las nuestras. Que nadie enterrado en la materia y dominado por impulsos bajos o primarios piense que esta en contacto con ángeles celestiales, pues la energía de estos no es compatible con la suya. Mas lógico es suponer en este caso, que el "otro" es alguien que mora en las zonas del bajo astral, con independencia de lo que transmite. De ahí la necesidad de eliminar la energía negativa que hay en nosotros, antes de establecer una comunicación, ya que con esto, si nos hemos librado de la energía negativa acumulada es como si nos compatibilizáramos con entidades elevadas. Aunque si de estar en contacto con el mas allá se trata, es aconsejable y necesaria una cierta pureza en los hábitos. Un espíritu que nos habla en código o que sea difícil de entender es, sin duda, una entidad del bajo astral.

Otra manera de saber si esa entidad es una entidad del bajo astral, es que cuando la entidad esté transmitiendo el mensaje, nosotros intentemos mover el vaso en dirección opuesta, si vemos que el vaso se mueve es que la entidad es del bajo astral, con menos fuerza mental que nosotros; y si nuestro esfuerzo se muestra inútil es que la entidad pertenece a un plano mas elevado aunque de todas formas puede ser una entidad negativa, que solo nos quiera llevar a errores y confusiones, a parte de reírse de nosotros. Otra manera que nos dice si la entidad es buena o mala (aunque para esto se necesita capacidad para controlar la energía), es concentrar energía positiva en la casilla que pone OUI-JA, con los dedos en el vaso y este fuera de la casilla, si diciendo a la entidad que esta entre en el OUI-JA, esta entra, sin duda es que es una entidad buena, si no entra es que es una entidad mala. Quiero especificar que antes cuando he dicho mover el vaso, es mentalmente no físicamente. Otra manera de detección de si es del bajo astral es preguntar cosas sobre nosotros mismos, si no responde o lo hace mal, sin duda pertenece al bajo astral. A veces estas entidades del bajo astral se contradicen, y otras veces ante preguntas que se le hacen, responden justo lo que te gustaría que respondieran. Sirva de ejemplo lo típico de: "¿Ves una posible relación entre Maria y yo?" - SI. Una entidad elevada, ante determinadas preguntas, diría ADIOS y no contestaría, una entidad del bajo astral, posee la peculiaridad de que siempre contesta a lo que se le pregunta, y si no lo sabe miente.


Autor: pasarmiedo.com

Recomienda este artículo sobre Comunicación con los espíritus a un amigo...

Tu Nombre: Tu Correo:
Su Nombre: Su Correo: