Home  //  El más Allá  //  Parapsicología  //  Psiquismo animal

psi-animal0Los animales y sus habilidades psíquicas

Nunca han faltado, a lo largo de la historia, los relatos y testimonios sobre enigmáticos comportamientos animales que sugieren la posible existencia del psi animal. Relatos que hablan de una notable habilidad para encontrar el camino a casa, de animales que encuentran a sus dueños en sitios adonde no habían ido nunca o que presienten la inminencia del peligro, o incluso el advenimiento de la muerte de sus amos, estando éstos separados por kilómetros.

Sin embargo es relativamente reciente el estudio de los científicos sobre tales historias, así como sus experimentos de laboratorio para determinar si en verdad existe algo como la "psi animal". Según un artículo escrito por el investigador de lo paranormal, Robert. L. Morris, las investigaciones sugieren que el "psi puede estar presente en gran parte del reino animal".

El entusiasmo que hoy se imprime a estas investigaciones se debe en gran parte al interés por descubrir la posible existencia de facultades psi en los humanos. Así, ciertos investigadores han sostenido que la psi puede ser más fácil de detectar en los animales que en las personas, ya que aún si los humanos la tuviesen, ésta se vería opacada por el lenguaje hablado hasta cierto punto.

Gracias en parte a los mencionados estudios, los investigadores reconocen que, al menos, ciertos animales hacen uso extraordinario de los cinco sentidos, y que hasta algunas especies poseen órganos sensores ajenos al reportorio humano: ejemplos son el murciélago, con su localización ultrasónica; los gimnotos o peces cuchillo, que generan un campo eléctrico que les permite detectar a sus presas y a cualquier criatura que penetre en él; o las serpientes de cascabel y otros crótalos, tras cuyas ventanillas de la nariz tienen detectores de calor tan sensibles que les dejan captar los menores cambios de temperatura producidos por la aproximación de otros organismos. Según escribió en 1965 el etólogo holandés Niko Tinbergen, facultades tan desconcertantes ‹‹se basan en procesos que desconocíamos hace tan solo veinticuatro años y que en este sentido eran entonces "extrasensoriales"››. En consecuencia, si nos señimos a eso, podemos afirmar con Tinbergen que ‹‹la percepción extrasensorial puede darse ampliamente en los seres vivos››.

Aproximaciones científicas a la psi animal

El estudio sistemático de la psi animal en USA, es en gran parte deudor de las investigaciones del desaparecido Joseph Banks Rhine, quien fue un pionero en la búsqueda de evidencias de percepción extrasensorial y otras facultades paranormales.

psi-animal1

Durante su estadia en el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, Rhine dirigió bastantes investigaciones sobre facultades especiales en animales, reuniendo un archivo de 500 episodios de conductas animales que podían sugerir la presencia de psi. Del análisis de dichos episodios, en gran parte enviados por personas interesadas en el tema, Rhine extrajo cinco categorías básicas de conducta animal en las que puede considerarse que se manifiestan facultades psi. A su parecer, esos casos parecían demostrar que los animales pueden reaccionar por anticipado al regreso de sus dueños, intuir por algún mecanismo desconocido la inminencia del peligro, y hasta conocer, con grandes distancias de por medio, que sus amos están muriendo o morirán. Rhine creía también que ciertos animales habían mostrado una fabulosa habilidad para regresar a casa y encontrar a un ser querido al que extrañaban, estando ese ser querido en un lugar totalmente desconocido. Parecería que eso puede explicarse por facultades normales desarrolladas más agudamente en los animales, como el olfato de los canes, pero los archivos de Rhine abundan en historias de gatos y perros que encontraron el camino de regreso sin auxilio aparente de sus sentidos normales.

Pese a todo, experimentos llevados a cabo en 1965 y 1966 en el Instituto de Investigación del hospital Rockland de Nueva York, sugieren que la posibilidad de psi animal puede ser defendida. Aristide Esser, psiquiatra y neurólogo de Rockland, hizo construir en el hospital dos habitaciones forradas de cobre, impermeables a los ruidos y otras vibraciones. En una prueba colocó a dos perros de caza, dos beagles, en una de las habitaciones, y encerró en la otra a su dueño. En la habitación de éste se proyectaron fotografías de animales en una pantalla, y se le indicó que disparase con una escopeta de aire comprimido sobre los animales que le hubiese gustado cazar. Esser registró que, a medida que progresaba el experimento, cada vez que el hombre disparaba contra una imagen, sus perros ladraban y gruñían como hubiesen hecho en una cacería real, pese a que no veían ni oían a su amo. Eso hizo pensar a Esser que los beagles podían estar en comunicación extrasensorial con su amo.

En otro experimento del Dr. Esser con cámaras forradas de cobre especialmente construidas, se puso en una de las cámaras a un boxer, controlado mediante un electrocardiógrafo. La dueña del boxer estaba encerrada en la otra cámara, en la cual entró de pronto un colaborador de Esser, vociferando y haciendo gestos amenazadores. Evidentemente la mujer se asustó, pero lo impresionante es que, en ese mismo momento, su perro se asustó también y, pese a no poder verla u oírla, los latidos de éste aumentaron violentamente por un periodo semejante al ella estuvo asustada.

Por último, en otro experimento de Esser, se enseñó a una boxer y a su hija a agacharse cuando alguien levantaba un periódico enrollado. Posteriormente se las separó, poniendo a cada perra en una cámara aislada, impermeable al sonido. Entonces el experimentador entró en la cámara ocupada por la madre boxer y levantó el periódico que llevaba: al verlo, la madre se agachó, y en la otra cámara, al mismo tiempo, la boxer hija también se agachó, cosa que llevó a Esser a pensar en una forma de comunicación telepática entre las perras.

Dejando a un lado los experimentos de Esser, tenemos otro todavía más impresionante que los rusos efectuaron en un submarino de guerra. Fue como sigue:

Se tenía por un lado a diez conejos, y por otra a diez conejas, cada una madre de uno de los conejos del primer grupo. Ambos grupos de conejos estaban separados por 1.200 kilómetros, y se ejercía un meticuloso control sobre cada conejo de uno y otro grupo: se controlaban los latidos, la actividad cerebral (con encefalogramas), todos y cada uno de los signos fisiológicos relevantes en el proceso. A los conejos hijos los mataron con descargas eléctricas, a todos al mismo tiempo y, exactamente en el momento en que éstos fueron asesinados, los encefalogramas de las madres conejo registraron un súbito y palpable incremento en la tensión cerebral...

Por otra parte, se ha planteado que los animales pueden percibir pequeñas vibraciones anteriores a sismos, detectar el descenso de la presión barométrica previo a un huracán y otras cosas por el estilo. Incluso se sabe que los peces poseen un sistema de detección de la presión muy delicado, la "línea lateral", consistente en unas protuberancias capilares encajadas en una pequeña masa gelatinosa, la cual puede ser afectada por la más leve vibración en el agua, desencadenando como respuesta una reacción en las protuberancias pilosas, en virtud de la cual el pez es advertido de cualquier vibración en su entorno líquido, cosa que puede incluir un maremoto por venir.

Casos anecdóticos sorprendes

En 1963, horas antes de que un temblor destruyese buena parte de la ciudad yugoslava de Skopje, los animales del zoológico empezaron a rugir, a correr agitados en sus jaulas y a embestir contra los barrotes de éstas, como queriendo salir enloquecidamente...

psi-animal2

Durante la Segunda Guerra Mundial en Europa, a veces los combatientes observaban a perros, gatos y otros animales, mirando si el comportamiento de las criaturas vaticinaba algún bombardeo. Y es que, por ejemplo, en el contexto de los bombardeos nazis sobre Inglaterra, se cuenta que muchas personas estaban pendientes de su gato pues, si se le erizaba el pelo sin razón aparente, era señal de que habría bombardeo y habría por ende que huir al refugio antiaéreo.

Tantos han sido los casos de premonición de catástrofes por parte de los animales, que el parapsicólogo alemán, Dr. Hans Bender del Instituto de Parapsicología de Friburgo, logró reunir unos 500 informes de conductas animales que sugieren la existencia de actividad psi antes de las catástrofes. Entre los informes reunidos, destacaba el de un pato que protagonizó un escándalo en un parque de Friburgo, unos quince minutos antes de un terrible bombardeo de Los Aliados. Gracias al "pato psíquico", centenares de personas se salvaron, acudiendo a tiempo a los refugios. El heróico pato murió por las bombas, pero cuando Frideburgo fue reconstruida, la ciudadanía le agradeció el escándalo de aviso con un monumento.

En otro caso documentado por un veterinario, un perro que le habían dejado sus dueños en un viaje a Florida, aulló durante como una hora, justamente en el período en que sus dueños debieron enfrentar una feroz riada que los puso en peligro vital.

No menos sorprendente es el caso de una familia de New Jersey, cuyo perro se ocultó y empezó a aullar justo en los momentos en que el hijo mayor de la familia se mataba en un accidente de automóvil, a varios kilómetros de allí.

Pero el caso más impresionante, y a la vez el más espeluznante y memorable de todos, es el que aconteció con el famoso noble inglés, Lord Carnarvon, patrocinador de una expedición en 1922, dentro de la cual se encontró la tumba del faraón egipcio Tutankhamón, tumba sobre la que supuestamente pesaba una terrible maldición. Efectivamente, cuatro meses después del descubrimiento, Lord Carnarvon murió en El Cairo. Se cuenta que en el momento de su muerte todas las luces de El Cairo se apagaron sin razón aparente, volviendo a prenderse más o menos cuando Lord Carnarvon expiró su último aliento. Pero, y aún más escalofriante, resultó el hecho de que, en los momentos en que Carnarvon fallecía en el Cairo, en Highclere, propiedad suya situada a 3200 kilómetros en Inglaterra, su perro predilecto lanzaba aullidos de agonía, cayendo fulminado pocos segundos después...

FUENTES: 1 - 2 - 3 

BIBLIOGRAFÍA: Hacia lo desconocido, Selecciones del Reader´s Digest

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi