Home  //  Historias  //  Historias de Asesinos  //  Family perfecta

Marcaba el reloj las 11:45 de la noche, Marta, Pablo y su hijo Martín miraban la televisión, en ella pasaba una de esas películas policíacas que te mantienen entretenido todo el tiempo... Marta, una reconocida escritora de aquel pueblo, Pablo un gran fotógrafo galardonado y su tierno Martín, un chico de 7 años... que se puede decir de él, un chico común y corriente.

 

Era una noche lluviosa, como todos aquellas en el invierno de ese pueblito alejado de la gran ciudad, un pueblo tranquilo en donde la mayoría de la gente se conocía entre sí... La película mantenía entretenida a la familia hasta que el jefe de familia dirigió su mirada al reloj... 12:02... "por Dios"-dijo- "es tardísimo"- "Hijo, creo que te deberías ir a dormir, mañana por la mañana iremos a ver a tu abuela y estarás desvelado"- "un ratito mas"-replico Martín- "No señor, te me vas a la cama, no te quiero con dolor de cabeza mañana por el desvelo" -le contesto su padre-"ok"-dijo Martín-..."que descanses hijo" -le dijo su madre...

Martín subió las escaleras, no de muy buen humor, porque su padre no lo había dejado terminar de ver la película... pero... Martín no estaba dispuesto a acostarse en su cama sin sueño, así que tomo su radio y se dispuso a escuchar aquella estación él la cual día y noche programaban puras melodías clásicas, sus preferidas, ....ya habían pasado unos 45 minutos cuando interrumpen la programación para dar una noticia de ultima hora...

"NOTICIA DE ULTIMA HORA, A TODOS LOS HABITANTES DEL PUEBLO DE "SANTA ROSA DEL CARMIN" SE LES INFORMA QUE LA CARRETERA QUE CONDUCE A LA CIUDAD SE ENCUENTRA TOTALMENTE BLOQUEADA DEBIDO A UN DESASTROZO ACCIDENTE, EN EL CUAL PERDIERON LA VIDA 8 PERSONAS"...

De un salto Martín salió de la cama, bajo las escaleras y se dirigió hacia la sala donde se encontraban sus padres a darles la noticia de que el camino estaba cerrado y que no iban a poder ir a ver a su abuela, así que se quedaría viendo la película,... fue un grito desgarrador lo que broto de la boca del chico al ver la tremenda escena que tenia delante de sus ojos, su madre y su padre en medio de la sala, muertos, completamente destrozados, el cráneo del padre hecho trizas, una gran parte de su masa encefálica se encontraba encima del televisor, sus ojos, aquellos que muchas veces buscaron un buen momento para disparar la cámara fotográfica encima de la mesa del centro, el cuerpo de su madre completamente desmembrado... pero cuando los ojos del chico voltearon a ver hacia la cocina... ahí se encontraba él, vestía un pantalón negro, unos zapatos cafés de gamuza y una camisa manga corta totalmente empapada de sangre, en su mano derecha un vaso de agua, en la izquierda lo que quedaba del corazón de la madre del chico... "no tengas miedo"-le dijo- Martín lanzó no un grito sino miles, corrió con todas sus fuerzas, subió esos 24 escalones que conducían hacia lo que él creía que era su salvación-su cuarto-, él suspiró y dijo en voz baja "no mi niño, se agita tu corazón y así me cuesta mas trabajo arrancártelo", soltó el vaso y tomo ese gran cuchillo que se encontraba arriba del refrigerador, "no quería hacerlo contigo" -murmuró-, lentamente subió aquellos escalones, 1, 2, 3, 4, 5.................. 24, miro fijamente la puerta del cuarto del cual colgaba un letrero que en letras rojas decía "NO MOLESTAR"... que irónico... él no iba a molestarlo... iba a matarlo.

De una patada derribó aquella puerta, ahí se encontraba él en medio de la puerta buscando con aquellos ojos entre la oscuridad una silueta, un movimiento, algo que le indicara donde se encontraba Martín escondido, de pronto un ruido acaparo la atención de aquel hombre con la ropa empapada de sangre, ¡la ventana!.. ventana de un seco golpe se abrió, pero no, no era Martín que tratase de escapar de aquella muerte inevitable, si no el viento que junto con la lluvia arreciaban más, cerro la puerta y se dirigió hacia aquel rincón donde apenas se alcanzaba a ver la silueta de "algo", talvez era Martín o talvez una de sus tantos muñecos...se acercó lentamente..., empuñando aquel cuchillo que aún se encontraba manchado de sangre fresca, tomo una bocanada de aire frio que se colaba por la ventana y con un certero movimiento de su mano clavo el cuchillo a aquella silueta........

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi