Home  //  Historias  //  Historias de Fantasía  //  Últimas palabras: Litio Tercero

Sus ojos negros me decían que mi tiempo había llegado. Desperté. Ya no lo podía retener más. Mire a mi lado y una mujer de cabellos rojizos yacía muerta. Sus ojos en blanco y en su cuello dos agujeros ensangrentados. Me levante y corrí.

Algo me detuvo y me tumbo al suelo, haciéndome caer junto al tieso cuerpo de aquella mujer extraña. Mire mis pies, estaban atados con cadenas. Me senté en el frio suelo, tratando de tranquilizarme. Respire hondo, relaje mi cuerpo. Cubrí mi cara con mis manos, el cuerpo de aquella mujer me aterraba. Sentía unos escalofríos profundos por todo mi cuerpo.
Detuve todo en mi cuerpo, mis ideas, la sangre que me corría muy rápido, mi corazón que por poco explotaba en mi interior, mi respiración se relajo. Al fin. Pensé. ¿Dónde estoy y que hago aquí?
Ahora lo recuerdo todo. Entre en el cuarto del amo sin su permiso. El estaba muy furioso. Y aquí termine. En el cuarto de litio. Si. Es como un cuarto de torturas. El litio es una historia antigua. Mi hora llegara pronto. ¿Por qué fui tan tonta? ¡Por que!
¿Qué fue eso? ¿Quiénes son ustedes? ¡Déjenme en paz! Son las ánimas del cuarto del litio. Ellas intentan robarse tu alma antes de que tu cuerpo vacio caiga en las oscuras aguas de litio. ¡No! Por favor. Sentí que lagrimas empezaron a rodar por mis mejillas. ¡Sir von haldem, perdóname la vida!
Dentro de unas horas, al anochecer, seguro terminare como esta mujer. Los vampiros y demonios son capaces de entrar a esta celda y alimentarse de los condenados cuerpos del amo.
Decidí esperar a alguna señal para escapar de aquí. No tenía salvación. El sol caí en el horizonte. La luna iluminaba mi celda atreves de una pequeña ventanilla en lo alto. Mis músculos perdieron orden de nuevo. No quise mirar a la mujer de nuevo. Ya podía sentir los colmillos de algún vampiro colgándose de mi cuello. Ya podía ver los ojos enrojecidos de algún demonio devorando partes de mi cuerpo violentamente. El miedo me hizo llorar de nuevo. ¡Por qué! Grite a todo pulmón. Mi voz se quebró. ¿Quién eres? ¡Aléjate de mí! Una figura oscura se acerca hacia mí. No puedo notar si camina o se arrastra. Déjame.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi