Home  //  Historias  //  Historias de Fantasía  //  La prisión de la bruja

Era el treinta y uno de Octubre, una familia rica buscaba una mansión en el bosque de ricos. En ese bosque toda la gente era rica y había unas mansiones, todas muy lujosas. Al fin, vieron una mansión, la mansión de sus sueños, había unas verjas viejas, negras y oxidadas.

La entrada tenía varias escaleras y al final había una puerta de madera con un cristal en el centro y el pomo de la puerta era de oro, también tenía un pequeño cementerio con unas cinco tumbas. Ya decididos a comprarla, mientras los niños, Marta y Héctor iban a conocer a niños con quienes jugar, los padres buscaban al vendedor de la casa para pagarla. Ya había pasado una hora, los niños se acercaron a la mansión y en la puerta vieron una nota que decía:

"Entrad chicos, esta noche no estaremos en la casa, pero mañana sí, echaos pronto a dormir"

Los niños entraron en la mansión, a los dos pasos se cayeron por una trampilla, cayeron a una montaña rusa que iba completamente recta y sin elevar su altura, en poco rato el vagón de la montaña rusa saltó y ellos salieron volando, cayeron en un sofá muy cómodo. La tele se puso sola. Estaban muy entretenidos con la televisión y con los zumos que les servía el robot mayordomo. De repente, a las doce de la noche, cuando se iban a dormir les agarraron unas hierbas y cayeron por una trampilla a una piscina salvaje con tiburones y ranas, rápidamente salieron para que no les comieran los hambrientos tiburones ni les saltaran encima las ranas. Después los niños como estaban cansados empezaron a ver cosas raras como esqueletos, brujas, calabazas, gatos negros y otras cosas de miedo. Dieron unos cuantos pasos, cayeron por un tobogán y después subieron por unas escaleras falsas, al pisar una escalera se hundieron y bajaron todo lo que habían subido, y se oyó una voz que decía:

-¿Qué haceis en mi mansión? ¡Fuera todos o moriréis!

-¡Va, va, vale! pero ¿Dónde está la salida?

La persona oculta en la oscuridad ¡Era una bruja! Ellos echaron unos pasos hacia atrás con miedo a que les hiciera algo. La bruja dijo:

-De eso se trata, si no conseguís salir de la mansión en media hora os pasará algo
terrible.

En poco rato consiguieron salir. Pero la bruja los encerró en una jaula, como eran muy delgados consiguieron salir de la jaula, andando un poco vieron un cartel en el que ponía: PRISION DE LA BRUJA

Abrieron la puerta, la habitación estaba llena de esqueletos y más esqueletos, vieron que había unos niños, se acercaron a ver si estaban vivos. Sí que estaban vivos, Juan y Ana, que así se llamaban los niños, tenían 15 años, Marta y Héctor tenían diez años. Juan y Ana les explicaron que la clase de 5º la noche de Halloween hay dos elegidos una chica y un chico. Ya terminada la historia que les contaron pusieron en un montón los esqueletos y salieron por la ventana, la bruja les echó un hechizo y nunca más se supo de ellos. Sus padres encontraron una nota en la que explicaba todo.

Los niños de 4º tenemos miedo, esto se repite cada cinco años, pasó cuando éramos bebés, cuando teníamos 5 años y el año que viene nos tocará a los de cuarto.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi