Home  //  Historias  //  Historias de Fantasmas

Historias de Fantasmas

Historias, cuentos y relatos de fantasmas, espíritus, poltergeist y otros entidades sobrenaturales.

El silente espectro merodeaba taciturno por el campo santo. Tenía hambre y así pareciera un caníbal necesita alimentarse...

Esta historia se suscita en el estado de Querétaro, México, aunque hay versiones en otros estados e incluso en otros países. Yo les contaré la versión que llegó a mis oídos...

Hace diez años ya de lo sucedido, y la verdad es que está en mi memoria como si hubiera sido ayer, y no creo que jamás lo olvide. Soy de Monterrey (México), y en esos tiempos fue muy famoso un antro en el llamado "barrio antiguo", fue ahí donde lo conocí.

No recuerdo con exactitud cuándo sucedió lo que voy a contar, solamente recuerdo que había ido a visitar a unos amigos a los que muy pocas veces tenía el gusto de ver, más que nada por la gran distancia que había entre el lugar en el que ellos vivían y el mío. Por esto es que, al vernos, pasábamos el día entero recordando las anécdotas que tuvimos la suerte de vivir en otros tiempos. Por lo regular nuestra plática se extendía hasta la madrugada y aquella vez no fue la excepción.

Esto es una historia real, me paso a mí y a dos amigos míos en la localidad de La Coruña. A mí y a un amigo mío nos invitaron a ir a una aldea llamada Cambas. Ahí la gente siempre se moría pronto. Mis amigos y yo planeamos ir al cementerio por la noche, cuando estábamos en el cementerio oímos un grito extraño y vimos una cruz de Jesús rota.

Luego de que los padres de Gian y Oscar escucharan lo que contó Gian, decidieron también intervenir para poder ayudarlo a terminar con esta situación tan macabra y peligrosa por la que están pasando sus hijos. Esperaron hasta las 8 de la tarde, hora en la que permitían a Oscar salir para su casa a reposar por la fractura que tuvo. Lo llevaron a su casa y esa noche su padre lo acompañó en su cuarto para poder vigilarlo y ver que nada malo le vuelva a pasar.

Llegaron a su cuadra un poco desconcertados y atemorizados por el suceso, esta vez sus vidas parecían estar en juego. Al entrar a su casa, Gian sentía un poco de dolor en su pecho debido a lo que le sucedió: enseguida quiso acostarse y dormir para descansar y mañana terminar con todo lo que les sucedía. Mientras él dormía, la puerta de su cuarto se abrió y entró el hombre que estaba furioso porque quisieron enterrar a su hijo sin él.

Llegó la mañana siguiente y ambos fueron a hacer sus tareas diarias, luego al regresar se reunieron para sacar el cuerpo del niño que estaba en el cuarto de Oscar y enterrarlo en el sótano de Gian. Sacaron el cuerpo en una mochila grande que tenía Oscar, lo llevaron al sótano de la casa de Gian, cogieron un pico y una pala del tío de Gian y comenzaron a hacer un hueco en el sótano, al terminar el agujero metieron los restos del niño y lo enterraron.

Esa noche Gian y Oscar se dirigieron al segundo piso de la casa de Gian, donde vivía su abuela; ellos tocaron la puerta y ella salió, le preguntaron si tenía tiempo para que ellos le consulten algo, ella respondió que sí y entonces le contaron todo lo que les había sucedido.

Giancarlo llegó al trabajo con mucho sueño debido a que no pudo dormir nada por el incidente de anoche, y sin saber que tendría un día pésimo sin poder hacer nada debido al sueño que tenía.

Giancarlo era un joven de 23 años que vivía una vida normal y rutinaria, su día era ir de su casa a la oficina, de la oficina a la universidad y luego a su casa. Solo usaba sus sábados para jugar al WOW o estar tomando con sus amigos y su novia.

¿No has notado cómo todo cambia en la oscuridad? Es decir, las formas se distorsionan, aparecen figuras imposibles de ver con la luz. ¿Has notado cómo tu respiración se siente diferente en la oscuridad? ¿Cómo el ambiente se torna más pesado? Eso es, amigo mío, porque usted se encuentra en su dimensión.

-Es una casa bastante espaciosa, señor Fontalvo, y a ese precio es una verdadera ganga si me pregunta

-Sí, es bastante bonita, y la zona donde está ubicada multiplica su valor, ¿le parece si convenimos los términos de compra?

Desde el momento en el que Luis entró a la casa se sintió observado por alguien. Pero sabía que esto era algo ridículo, pues el viejo Pedro había muerto una noche antes y él no tenía familiar alguno, ni mucho menos un amigo que pudiera estar ahí.

Hace ya tres noches que Miguel ha estado escuchando unos ruidos extraños en el piso de abajo. Estos se escuchan como si alguien estuviese hablando y riendo de una forma, por decirlo de algún modo: diabólica.

Otras Webs Recomendadas