Home  //  Historias  //  Historias de Fantasmas

Llegó la mañana siguiente y ambos fueron a hacer sus tareas diarias, luego al regresar se reunieron para sacar el cuerpo del niño que estaba en el cuarto de Oscar y enterrarlo en el sótano de Gian. Sacaron el cuerpo en una mochila grande que tenía Oscar, lo llevaron al sótano de la casa de Gian, cogieron un pico y una pala del tío de Gian y comenzaron a hacer un hueco en el sótano, al terminar el agujero metieron los restos del niño y lo enterraron.

Ellos pensaron que todo había acabado, salieron del sótano y se dirigieron a la cocina de Gian para poder lavarse ya que estaban todo empolvados al entrar gritaron tan feo los dos, que salió Diego hermano menor de Gian y les pregunto qué pasa entro a la cocina y se asustó al ver el esqueleto del niño ahí, él les pregunto qué hacen con el cuerpo no lo tenías guardado en tu casa Oscar. Él le conto que lo habían enterrado en el sótano hace 1 minuto y que no tenían idea de que hacia ahí.

Luego de una pequeña conversación recogieron el cuerpo y decidieron ir a enterrarlo nuevamente al salir a la sala vieron a un niño con un rostro diabólico que los miro y les dijo no me iré sin mi padre, él se acercó velozmente hacia Gian y se desvaneció mientras pasaba atreves de él, Gian cayó al suelo sintió como si le hubieran tirado un gran golpe en su pecho y le hizo perder el aire por unos minutos, Oscar y Diego asustado ayudaron a Gian y lo sacaron de la casa, luego súper asustados conversaron y decidieron investigar quien se llevó el esqueleto del padre y obtenerlo de nuevo para poder enterrarlo junto al esqueleto de su hijo.

Después de unas horas de conversación decidieron ir al día siguiente a la comisaria e investigar todo lo relacionado para poder hallar el paradero del esqueleto, Diego se negó a participar y dijo que haber visto eso fue suficiente para el que se retiraba y no contaran con él. Gian y Oscar quedaron descontentos pues querían a alguien más para afrontar esto pero decidieron de todos modos ponerle fin a este asunto.

Al día siguiente Gian y Oscar decidieron ausentarse de sus deberes para poder investigar a donde fue a parar el esqueleto que el papa de Gian entrego a la policía. Eran las 10 de la mañana cuando decidieron ir a la comisaria a investigar, llegaron a la comisaria y preguntaron por la llamada que hizo el padre de Gian 2 semanas antes, sobre el esqueleto encontrado, el jefe de la comisaria les dijo que esa llamada fue atendida por el Oficial Roberto Gómez Rebolledo, pero dos días después de atender la llamada no ha vuelto a presentarse a trabajar es más exigió que se le diera sus vacaciones, la verdad hemos intentado comunicarnos con el pero no da respuesta de donde se ubica, entonces Oscar le pregunto al Jefe si podría darle la dirección del Oficial, él se negó diciendo que no podía dar datos personales de los oficiales por posibles atentados vengativos, al escuchar esto Gian le conto todo lo que les estaba sucediendo desde aquel incidente del encuentro de los esqueletos, el Oficial un poco atónito por lo escuchado no dudo en darles la dirección del Oficial pues pensó que esto le podía estar sucediendo a él. Antes de salir de la comisaria el Jefe les dijo por favor ayúdenlo si le está pasando algo malo.

Salieron de la comisaria un poco contentos pues tenían la dirección del Oficial y creyeron que por fin podrían arreglar las cosas. Se dirigieron a sus casas para almorzar y quedaron en que terminando el almuerzo irían a la dirección indicada por el Jefe.

Eran ya como las 4 de la tarde y se reunieron para ir a la dirección que obtuvieron, esa tarde hubo un sol acogedor, era un día maravilloso, sentían que todo les iría bien y podrían terminar con esto para siempre, llegaron a una avenida paralela y preguntaron a un peatón donde queda esta dirección él les dijo que quedaba a la espalda de esta calle, la noche callo y con ella una densa neblina, querían pasar por un pequeño pasaje entre dos casas, estaba alumbrado por un poste el cual parpadeaba debido a una falla del foco, se veía bien tenebroso y más para ellos que estaban con todas estas malas experiencias encima. Se armaron de valor y decidieron cruzar, mientras avanzaban del otro lado del pasaje apareció una sombra negra del tamaño de una persona adulta el cual los señalo y comenzó a carcajearse ellos se asustaron y corrieron hacia atrás, mientras corrían Gian se tropezó saliendo del pasaje Oscar no lo percato y siguió corriendo, Gian quedo sentado pues se había lesionado su tobillo, al ver el pasillo vio como ese hombre se le acerco y sintió como si estuviera metiéndose en su cuerpo, al llegar a la esquina Oscar se percató de que Gian estaba en la esquina del pasaje tirado en el suelo, convulsionando, saco su celular y llamo a los bomberos los cuales lo auxiliaron y lo llevaron a la clínica más cercana.

Eran como las 11 cuando Gian reacciono y encontró al Jefe de la Comisaria preguntándole que había pasado y él le conto que algo lo había atacado, Oscar le afirmo lo mismo al jefe que vieron a un hombre en el otro extremo del pasaje. El oficial un poco nervioso les dijo que no había nadie, les escarapelo el cuerpo al ver el video de la cámara de seguridad que había en la esquina de la calle, el vio que Gian había caído al suelo y estaba mirando con cara de asustado hacia el pasaje, luego se vio como caíste al suelo con fuerza y comenzaste a convulsionar, pero nunca se vio a nadie a otra persona en el video.

Gian se recuperó, sus padres vinieron y junto a Oscar fueron para su cuadra, ellos decidieron ir de nuevo pero esta vez le pidieron al padre de Gian que los acompañara y este accedió y dijo que les ayudaría a poner fin a este asunto... (CONTINUARÁ).

Otras Webs Recomendadas