Home  //  Historias  //  Historias de Halloween  //  Descanse en paz

Un día estábamos nosotros más el Víctor, alias el oso y nos dio por ir al trastero de Víctor a jugar a la ouija con su tablero que trajo del mercado negro de Colombia. Estaba todo preparado para empezar nuestra partida, pusimos todos las manos sobre la lupa.

 

Entonces preguntamos si había alguien al otro lado, y nos contestó una chica muy agradable de unos 6 años de edad, se llamaba Luci.

Le preguntamos cual fue la causa de su muerte, nos contesto que fue apuñalada en el pecho con un cuchillo de cocina múltiples veces por su padrastro. Al principio, pensábamos que era Víctor el que movía el testigo por eso entonces empezamos a reir.

Él también se reía pero nos dijo que no era el que movía la lupa. De repente miramos al tablero y vimos estupefactos como el testigo recorría el tablero a gran velocidad, nos empezamos a fijar que quería decirnos, ponía que la chica con la que hablábamos no se llamaba Luci sino Lucifer y que no fue apuñalada por su padrastro sino porque lo desterraron para siempre del lugar al que pertenecía. Dijo que por reirnos alguien debería morir y entonces vimos como la puerta del trastero se cerraba en seco produciendo un gran estallido y las llaves que estaban encima de la mesa desaparecían.

En ese mismo instante la caja de costura de la abuela de Víctor,fallecida hacía un año, ese mismo día, de esa caja salieron varias agujas de hacer calzeta y se le clavaron a Víctor en la garganta atravesándo su cuello de parte a parte, mientras la sangre le obstruía las vías respiratorias, él intentaba pedir auxilio.

Escuchamos un sonido fuerte muy parecido a un cartuchazo de escopeta, de repente la puerta se abrió de par en par y la imagen de la abuela de Víctor fallecida se nos apareció, su aspecto era palido y brumoso. Lo siguiente que recuerdo es que despertamos en la camilla de un Hospital. Me levanté y desperté a Sergi, fui a coger los pantalones para mirar en mi móvil la hora que era. Al sacarlo del bolsillo encontré una nota que ponía, decía que íbamos a ser los siguientes en morir.

Cogimos y llevamos a analizar la sangre que había en la nota, le preguntamos al médico de quien era la sangre y dijo que la sangre era de Víctor Sanchez Arias, nos quedamos patidifusos.

Al día siguiente volvimos y abrimos la puerta, en la habitación aun quedaban rastros de sangre, y el olor era insoportable. En ese momento nos volvió la imagen de Victor. De pronto vimos una nota que decía: para que volveis si vais a morir de todos modos, echamos a correr, cerramos la puerta y no volvimos a entrar allí.

Supongo que esta vez tuvimos suerte y Lucifer nos había perdonado la vida pero estamos convencidos de que cuando fallezcamos nuestras almas pertenecerán a Lucifer.
Queremos dedicar esto a Víctor porque nos dolió mucho su muerte y a vosotros avisaros de que no jugueis con la ouija DESCANSA EN PAZ, VICTOR.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi