Home  //  Historias  //  Historias de Halloween  //  Salón 18

Hola, el relato que les mando es real, y lo confirmo, ya que fui parte del grupo de personas que lo vivieron, espero que sea de su agrado. Todo comenzó un día en la escuela, éramos un grupo de cinco personas, a las que nos agradaba jugar la ouija.

 

Bueno para que comprendan un poco mejor la historia, la escuela que les comento era un clínica donde muchas personas murieron en un incendio y conserva algo inquietante en sus paredes.

Bueno ese día llevamos nuestra ouija como siempre, como todos los días, pero no iba a ser como los otros, éste era diferente.

Asistimos a las clases como siempre, esperando que dieran las 10 de la noche, hora de salir. Cuando salimos nos quedamos escondidos hasta que todo el mundo se fue, una vez seguros de estar solos preparamos todo para comenzar , ya saben las velas, las oraciones que se tienes que decir etc.

El edificio donde estábamos era de tres pisos, nosotros nos encontrábamos en el segundo, como en muchos lugares, los salones están numerados. Nuestro salón era el número doce. Comenzamos a invocar a los espíritus y todo empezó normal, los contactos eran entes inofensivos que nos relataban como habían muerto, donde estaban ahora y cosas más o menos normales.

Ya cansados y a punto de irnos, yo dije:

- Una más y nos vamos.

Todos accedieron, y así fue como empezamos una nueva invocación que nos marcaría la vida para los restos. Le preguntamos:

- Cual es tu nombre?
A lo que contestó:
- Alma
- Quieres hablar con nosotros?
- Si, pero no aquí.
- ¿Donde?
- Vayan al 18.

Todos salimos corriendo en busca de alguna habitación que tuviera el número dieciocho, buscamos por toda la escuela y nada, hasta que se nos ocurrió mirar en el sótano y allí estaba, el salón número dieciocho.

En ésta planta sólo había un salón, y por alguna razón desconocida todos temían, pero decidimos armarnos de valor y entrar para seguir con el contacto.
Tomamos la ouija y preparamos todo nuevamente, preguntamos de nuevo:

- Alma ¿estas ahí?
- Si
- ¿Esta mejor este lugar?
- Mucho
- ¿Por qué nos trajiste aquí?
- Para mi venganza

Todos asustados tratamos de salir de ese lugar pero alguien había cerrado la puerta, tampoco podíamos abrir las ventanas, en nuestra desesperación notamos que una sexta persona estaba en el cuarto con nosotros, cuando la vi quise gritar pero no pude, es más, algo me atraía y me acerqué hasta ella como si estuviese hipnotizada, tome su mano y en ese momento pude ver su rostro. Era una mujer joven, con cara de sufrimiento, sus ojos y su pelo negros su vestido oscuro, y en pocas palabras hermosa. Cerca de ella sentía miedo, mas bien pavor, mis amigos trataban de jalarme pero la fuerza de ella era más fuerte, en el momento que toqué su mano vi como había muerto, sentí su dolor su rabia, y me pedía que matara a uno de mis amigos con tal de que ella descansara en paz, yo dije que no y me aventó por todo el salón como si fuera un trapo, quede muy mal psicológicamente.

Por fin amaneció y pudimos salir de ahí. Todos estábamos golpeados y había sangre por todo el cuarto, escrito con sangre en la pared ponia:

- VOLVERÉ

Fue horrible y desde ese día, ya no hemos hecho la ouija, ese salón ya no se utiliza.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi