Home  //  Historias  //  Historias de Pesadillas  //  Km 137

Durante varias noches el mismo sueño perturbaba mi descanso, veía como iba camino a casa con mi esposo en el automóvil, podía distinguir perfectamente bien el numero 137 escrito en el kilometraje de la carretera luego una luz irrumpía la noche lluviosa y de pronto podía sentir mi propia piel quemándose y el crujir de mis huesos aplastándose, el dolor era insoportable, tanto, que me despertaba sumergida en este terrible dolor.

Sudorosa y nerviosa trataba de convencerme a mi misma que aquello era solo una pesadilla y que estaba a salvo en mi habitación durmiendo sobre mi cama.


Cada viernes en la noche viajábamos a casa de mis suegros por las misma carretera y era ya de mis costumbre mirar el kilómetro 137 en aquella curva. Por el tiempo que estos viajes duraron que fue quizás un par de años jamás vi un accidente en aquel sector por lo tanto no había razón para suponer que mi inconciente hacia alusión de algún hecho ya visto.
Fue entonces una noche en que las coincidencias se reunieron para jugarme una desagradable sorpresa. Llovía y la carretera esta tan resbaladiza que haber excedido la velocidad hubiese significado un accidente seguro, sentí entonces que todo lo que estaba pasando era exactamente igual a mi sueño, los mismos vehículos, especialmente el mismo camión rojo que llamaba irremediablemente mi atención de pronto un miedo inesperado invadió mi cuerpo y me reprimía pues no sabia como explicarle a mi esposo que yo sabia que mas adelante íbamos a morir y que seria el mismo camión rojo con acoplado, el que nos aplastaría. Durante el viaje a ratos el camión se acercaba mucho a nuestro automóvil y eso me ponía mas nerviosa ya resignada preferí guardar silencio y pensar que era solo una tontería de mi imaginación. De pronto mi esposo me pregunta por el regalo de su madre y recordé haberlo dejado sobre la mesa del comedor, entonces repentinamente el tomo el primer desvió y salimos de la carretera de vuelta a nuestra ciudad, eso me alivio por un momento, tardamos media hora en volver el trayecto hasta la casa de sus padres era bastante largo. De vuelta ya en la carretera decidí decirle todo lo que me preocupaba y que no había querido compartir con él por miedo a preocuparlo o quizás a que pensara que estaba volviéndome loca, de pronto en la carretera en medio del paisaje oscuro la luz de la baliza de unas patrullas, pude ver el camión rojo con acoplado atravesado en medio de la carretera de costado y ante nuestros ojos sorprendidos el kilómetro 137, la razón había sido que ambos neumáticos traseros del camión explotaron simultáneamente y con el asfalto resbaladizo el camión patino hasta que se volcó por causa de la barrera de contención que dividía ambas pistas, según lo que informo la policía, de haber venido algún vehiculo menor al lado del camión estaríamos contando una tragedia, gracias a dios nadie salio herido.

Atte, Le Sol

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi