Home  //  Historias  //  Historias de Vampiros  //  Bestia

Sentado en una roca me encuentro, a la orilla del río tras haber cometido mi primer crimen… tras haber manchado no sólo mis manos de sangre. Aún no se como ha ocurrido, aún me encuentro perturbado y mis manos tiemblan mientras escribo esta carta de confesión sin saber qué soy.

No se si me gustaría descubrirlo, porque tal vez al averiguarlo me asustaría de mi mismo… no se si he de saber quien soy realmente o dejarlo. Pero algo en mi dice que he de seguir matando, que he de seguir bebiendo y alimentando aquello que llevo dentro, aquello a lo que yo llamo la bestia. 

Con la llegada de la noche mi rostro cambia, se hace más abrupto y con él mis colmillos se alargan. En mis manos crecen las uñas como por arte de magia y una leve capa de cabello en forma de pico aparece en mi frente. Mi corazón deja de palpitar, o al menos yo así lo siento, pero entonces ella comienza a dominar mi alma… si aún la tengo…

Esta noche, en la que la luna llena me acompañaba como único testigo presencial de mi banquete, he acabado con la vida de una inocente. 

Después de sufrir la metamorfosis de hombre a bestia me he escondido en la oscuridad, asustado por mi propio rostro al verme reflejado en un charco. Pero tras breves instantes de rechazo hacia mi mismo he visto como una joven dama vagaba sola en busca de algo, tal vez en busca de una muerte segura, de una muerte en mis manos. 
Sin pensármelo dos veces y tras la llamada del salvajismo que hay en mi interior me lancé sobre ella. Sus gritos y lamentos no hacían mella en aquel seco corazón que había muerto en mi interior. No es que no los escuchase, simplemente los evadía pensando en que cuanto más gritase más sangre chuparía. 

Se resistió mucho, para que mentir, pero no pudo con mi fuerza y hundí mi boca en su cuello, saboreando hasta la última gota. Cuando acabé, lamí su herida igual que un animal. Entonces cogí su cuerpo para tirarlo a este río. 

La tengo al lado, muerta, desangrada. Y la miro a los ojos. He de rematar mi trabajo, pero antes quiero comprender lo que soy y busco mi respuesta en sus pupilas ya sin vida.

He oído leyendas sobre otros como yo, les llaman vampiros. Pero yo no creo ser uno de ellos y prefiero seguir siendo la bestia… 

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi