Home  //  Historias  //  Historias Reales  //  Un extraño viaje

Por mi profesión la carretera es mi vida, había oído muchas veces historias que contaban compañeros míos en la que la mayoría de las veces le sucedían a otros camaradas, eran sucesos extraños donde muchas veces la protagonista era una mujer que habían recogido haciendo auto-stop y ella avisaba casi siempre de un tramo o una curva peligrosa y esta desaparecía una vez pasado el peligro.

Nunca creí en estas leyendas e incluso muchas veces me hacían reír pero la vida a veces te sorprende.

Aquel mes de noviembre del 2003 recuerdo que fue muy frío, la nieve aparecía en cotas muy bajas en toda la península los partes meteorológicos anunciaban para aquella misma madrugada una intensa nevada. Eran las diez de la noche y me encontraba a 800 kms de mi casa tenía dos opciones o partía enseguida con el riesgo de ser multado por no haber parado las horas obligatorias o me quedaba en aquella ciudad unas horas más descansando con la posibilidad de que la carretera mas tarde estuviera cortada a causa de la nieve. Sin pensarlo dos veces decidí la primera opción y tomé rumbo a mi ciudad.

La noche estaba cerrada una intensa lluvia acompañada de truenos dificultaba el camino de aquella carretera, llevaba ya mas de tres horas de viaje y la lluvia dejó de ser tan intensa y los carteles me anunciaban que me encontraba tan solo a unos 300 kms de mi destino, me relajé y unos minutos después un sueño me invadió intenté por todos los medios espabilarme cantando a la vez que la radio. Una señal anunciaba una curva peligrosa a la derecha levanté el pié del acelerador y mengüé la velocidad al entrar en aquella curva, y en ese preciso momento pude ver en el arcén una pareja joven que me miraba de forma extraña. Sobresaltado frené y pasé despacio a su altura, los pude ver perfectamente ella era rubia y el alto y moreno. Lo que más me sorprendió, aparte de su presencia en aquel lugar y sin un vehículo cerca, eran sus vestimentas; impropias para aquellas bajas temperaturas, ya que vestían ropas de verano.

Me detuve y miré por el espejo retrovisor, pero no los vi me bajé del camión y miré hacia el lugar y allí ya no había nadie, regresé al camión y seguí con mi marcha.Aquello pasó y no se lo conté a nadie, una semana más tarde, por motivos de trabajo, pase por el mismo lugar pero esta vez de día, la curiosidad me hizo bajar del camión intentando buscar un sentido a aquella aparición en aquella apartada carretera pero lo único que hallé en el mismo sitio donde los vi fue una gran cruz de flores secas que portaba las fotografías de los dos jóvenes que se habían matado en un accidente de moto en aquella curva en el mes de agosto.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi