Home  //  Historias  //  Historias Reales  //  Cromañón: Una Tragedia

Los días anteriores habían sido excelentes, todos estaban felices por lo vivido, sus ojos resplandecientes reflejaban la alegría que les causaba compartir una fiesta en la cual todos son protagonistas.

La banda rockeando en un escenario del cual sale toda la energía, la adrenalina, la magia y el misterio de una música que hace vibrar a miles de almas, que bailan y cantan a viva voz lo que los conmueve, encendiendo bengalas para que el clima festivo no se detenga. Todos unidos por una pasión, queriendo terminar el año en un lugar donde ellos sienten que les pertenece, porque no hay muchos lugares donde sean tan libres, fuera de toda hipocresía, falsedad y ambición de poder. Gritando las miserias humanas en canciones poéticas, algunas impecables y otras no tanto, pero genuinas. No había lugar para nadie que les quiera robar la emoción en sus corazones.
Hasta que el tercer día llegó y el diablo metió la cola.
Era la despedida, el cierre. "Rocanroles sin destino" debía sonar a pleno y culminar una actuación histórica para un grupo de pibes de Villa Celina.
La apertura fue descomunal. Arriba del escenario un micrófono recibía estrofas que abajo cantaba un inmenso coro.
De repente la música se silenció y las luces se apagaron, por encima de sus cabezas se iniciaba la tragedia en un techo no permitido por una ley ignorada por los irresponsables que querían hacer su negocio, sin importar que sus vidas y las de los demás estén en peligro.
El humo asfixiante se expandió por el lugar al mismo tiempo que la desesperación de chicas y chicos, por intentar sobrevivir a una trampa mortal, creada por la negligencia, la corrupción y la inconciencia de personas que creen que el dinero es más atractivo que la vida.
De pronto decenas de almas se fueron extinguiendo, mientras un fuego siniestro crecía devastando sueños e ilusiones. Atrás quedaron las sonrisas, los cantos, los saltos en el lugar al ritmo de un rock n´roll. Todo se tornó dolor, por los inocentes que no pudieron resistir a esa cruel lucha con la muerte.
Los responsables de que el maldito techo ilegal y los candados en las puertas de seguridad estuvieran allí, huyeron del lugar como se escapan las cucarachas de la luz.
Las ambulancias no paraban de llegar, sus sirenas se convirtieron en la banda de sonido de una noche negra. El barrio de Once se transformó en un lugar desolado
Solo quedó el llanto y el desconsuelo de las madres, las novias, los hermanos, los amigos y demás seres queridos de aquellos, que injustamente no volverán a besar jamás.

EN MEMORIA DE LOS QUE SI BIEN NO ESTAN AQUÍ, VIVIRAN POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi