Home  //  Historias  //  Historias Reales  //  Una visita familiar

Os voy a contar una historia de una persona muy cercana a mí, concretamente la hermana de mi padre, ella nunca la ha contado porque prefirió olvidarlo. Hace muchos años, mi tía tendría 18 años, ahora tiene 60. Estaba de novia con el que ahora es su marido, despidiéndose en el portal de la que todavía es la casa de mi abuela.

Cuando escuchó unos golpes en la puerta, era tarde, y no era normal que nadie llamase a esas horas y todos estaban durmiendo. Mi tía pregunto extrañada que quien era, y una voz de hombre la contestó ABREMÉ QUE SOY DE TU SANGRE. Cuando abrió la puerta se encontró con un fantasma al que solo ella veía y se puso a gritar entrando en un estado de nervios, despertó a toda mi familia que la intentaron consolar, y el fantasma se fue.

Cuando pudo tranquilizarse se lo contó a mi familia, y solo recordaba que en la mano tenía una señal, era como una quemadura de una cuerda, el hermano de mi abuelo había muerto repentinamente unos años antes mientras tiraba de la cadena del baño (puede que suene gracioso, pero fue así).

A la noche siguiente volvieron a llamar. TOC TOC TOC, y mi familia la aconsejó que se tranquilizara y le dijese que que quería. Y mi tía así lo hizo. El fantasma que supuestamente era el hermano de mi abuelo la dijo que se verían al día siguiente en la iglesia del pueblo a una hora.

Ese día la acompañó mi abuela, cuando llegaron la iglesia estaba llena de gente, y mi abuela temía por si mi tia, al ver al espectro volvía a gritar. Pero al llegar la hora, poco a poco la iglesia se fue quedando vacía. Y justo a la hora que le había dicho apareció un hombre al lado de la virgen.

Le dijo que efectivamente era su tío, y que tenía una promesa pendiente a la virgen de mi pueblo y que para que él pudiese descansar en paz ella le tenía que hacer el favor de llevar el hábito durante un año.

Mi tía así lo hizo. Durante ese periodo no volvió a tener ninguna visita de su tío.

Cuando pasó el año, y estaban preparando el hábito para guardarlo, lo dejaron en una silla, y por si solo se prendió fuego.

Nunca mas volvió a sucederle nada extraño, pero eso lo lleva siempre consigo.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi