Home  //  Historias  //  Historias Reales  //  Psicofonia

Era una tarde como todas, mis amigos y yo siempre nos juntábamos a pasar el rato.
Esa tarde nada seria diferente, o al menos eso creí. Emir, uno de mis mejores amigos, tuvo la idea de grabar a los muertos. Con este equipo podemos grabar algunas psicofonias, lo he leído en Internet. dijo señalando mi nuevo grabador.

Comenzamos a realizar los preparativos y nos decidimos a arriesgarnos.
Total que podía pasar, había pensado entonces.
Yo entonces fue el primero en oír, tome los auriculares y me dirigí a la habitación de la sobrina de Emir.
Emir tiempo atrás nos había comentado sobre ruidos extraños, nosotros entonces solo nos reíamos de el y largábamos algún que otro chiste idiota.
Me dirigí muy lentamente, había algo dentro de mi que realmente me aterraba.
Con los auriculares puestos se podía escuchar de forma muy clara los pájaros, también se podía sentir todo ruido distante.
De repente sentí un grito...era como de una mujer desesperada.
Me quite los auriculares rápidamente y pregunte de un sobresalto a mis amigos si habían escuchado ese ruido.
Ellos sostenían sinceramente que no, que no se había sentido nada en absoluto, que solo lo había escuchado yo.
Me tranquilicé y le pase los auriculares a Matías, otro de mis amigos, el se los coloco y al instante empezó a escuchar lo mismo que yo.
En su rostro se pudo observar el asombro, realmente estaba pasando.
Emir no nos creyó pero al ponerse los auriculares sintió voces, difusas pero voces al fin.
Decidimos cambiar de habitación, supuestamente la habitación habitada por fuerzas benévolas era la de su hermana y no la de su sobrina.
Nos instalamos ahí pero no es cuchamos nada realmente.
Rebobinamos la cinta y esta vez si... todo se escuchaba más claro aun.
Gritos de lamentos, voces de niños... y por último escuchamos la vos de un niño cantar.
Quedamos totalmente anonadados por la experiencia y al día anterior la realizamos nuevamente, salvo que esta vez no escuchamos nada.
Entonces empezamos a pensar en otras alternativas en creer que lo que escuchamos no fueron solo ruidos producidos por la falla del equipo.
Yo igual insistí en escuchar pero esta vez soltábamos preguntas al aire.
-¿Hay alguien aquí? pregunto emir
-¿estás perdido? dijo nuevamente
A todo esto no hubo respuesta alguna, por lo que decidimos terminar con todo eso.
Seguimos nuestro día normal y en un momento nos dimos cuenta que emir tenia algo grabado en su brazo. Eran como arañones de una niña, excepto que no tenía heridas, los arañones parecían internos y no hechos externamente.
Lo miramos varias veces y leímos lo que estaba escrito en el.
"ESTOY" decía en letra no prolija.
Mi cabeza entonces comenzó a trabajar a mil por horas... "estoy" ¿Qué podía significar aquello?
Pensando y pensando llegue a la conclusión que era la respuesta a nuestra primer pregunta (¿hay alguien aquí?).
Se lo comente a mis amigos... al principio no supimos que hacer, nadie nos creería esta historia, solo nos quedaba esperar.
Al día siguiente mi amigo aprecio con una nueva inscripción la misma decía "no", a lo que deducimos nuestra segunda respuesta.
Todo pasó y nunca más se comento...
Mi amigo aún conserva aquellas marcas que lo aterran noche tras noche.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi