Home  //  Historias  //  Historias Reales

Historias Reales

Llegó la hora del terror, historias reales que te harán ver la realidad de otro modo. Los autores de estas historias aseguran que son auténticas vivencias terroríficas que han tenido que superar. Quizás pienses que no son verdaderas, o simplemente que son malas interpretaciones, pero la verdad es que ellos también pensaban como tú hasta que les tocó vivirlas en persona. La realidad siempre supera la ficción.

Hola, Mi nombre es Sebastián, soy de Mallorca (España) y os contaré una corta historia que realmente me sucedió. Todo empezó cuando una compañera del trabajo me contó una vez, tocando el tema de los espíritus ovnis etc... que un familiar suyo trabajaba en unos grandes almacenes muy famosos pero que no voy a mencionar aquí, su familiar era una de las chicas de la limpieza y su jornada empezaba a las 22:00 cuando aquel almacén ya había cerrado.

No sé si será porque tengo una extraordinaria imaginación, pero asustarme de
mis propias imaginaciones seria algo absurdo si tuviera la verdadera prueba que es
solo eso, mi imaginación...

Una tarde de invierno salieron mis primos a pescar al lago donde viven nuestros abuelos, mientras ellos no estaban y cuando quisieron volver pasaron muy cerca del nacimiento de un río y las fuertes corrientes se los llevó, trataron de llegar a la orilla por todos los medios, pero los rápidos eran demasiado fuertes, aunque al final lograron agarrarse a unas quillas que salen cerca de zonas húmedas.

Al escribir este fragmento, no pretendo que ningún lector se asuste ni nada parecido, esto que a continuación narro me pasó en verano de 2004, junto a otro de los jóvenes que publican aquí sus sangrientas y fantasmagóricas experiencias...se hace llamar multivesa.

Estaba en mi casa, contaba con la edad de 12 años cuando sucedieron cuatro extraños sucesos relacionados entre si. Vivíamos en una casa alquilada y los protagonistas fuimos yo, mi hermano y mi hermana.

Yo vivo en Ecuador y mi tío era párroco en un pequeño pueblo de campesinos en la provincia de Imbabura. Como todo párroco, el vivía en un pequeño cuarto junto a la iglesia del pueblo.

Me encontraba dormido en mi recámara cuando de pronto escuché truenos, llovía a cántaros, los relámpagos iluminaban la habitación por instantes y nunca había oído truenos como los de aquella noche.

No es un cuento. No es broma. En una ciudad, no digo cual, hay una pequeña casa. Allí, hace años, vivían: Mario, Alejandro y la madre de los dos, Ana. En esa casa pasaron cosas horribles, pero aún no diremos qué. Volvamos a la actualidad. Un grupo de amigos fundaron una asociación en la antigua casa, de la que ya hablamos antes. Allí empezaron a extenderse, a anunciar la asociación.

Hace 10 años sucedió esto. estaba en la recamara junto al lecho de muerte de mi madre, que estaba postrada en la cama agonizando por un cáncer y todas sus hijas y sus amigas más allegadas estábamos alrededor de ella, ya no hablaba, ya no se movía ni se quejaba, estaba al borde de la muerte y en su tocador había una cajita musical que compró ella en su último viaje de trabajo a NY.

Voy a contar una historia que no se me olvidará jamás. Era la víspera de halloween y estábamos haciendo todos los preparativos para pasar una noche de miedo. Mi amigo y yo preparamos una acampada en mitad del bosque. Lo hicimos.

Esta es la historia por la que estoy traumatizada más de cinco años. Mi mamá y yo nos mudamos a Toluca. Al llegar a la nueva casa, me dijeron que allí vivía un niño, su nombre, Héctor. Me sorprendió bastante, pero a mi nunca me había llamado la atención esos temas de fantasmas.

Quizás nadie me crea pero sólo espero que lo lean con respeto. Fui a jugar a Toluca con mi equipo al voleibol, llegamos al hotel para hospedarnos en diferentes habitaciones.

Esto le ocurrió a un amigo mío, muy amigo si puede decirse, hasta que nos peleamos y... murió. Todo comenzó una tarde del verano de 1987, estábamos los dos jugando y por una tontería nos peleamos. Nos dejamos de hablar y no sabía nada de él, hasta que un día me preocupé, me dijeron que por la noche no podía ni dormir. Así que fui a comprobarlo por mi mismo.

Tengo tan sólo 11 años, pero lo que he vivido y lo que soy es realmente sorprendente...en sueños veo películas reales.....empieza con un titulo y me cuenta cosas realmente sorprendentes nunca he cogido un libro sobre animales o la edad media, sin embargo lo se todo sobre ellos.

Tuve mi primera visión hace ya varios años. Tenía 17 años y como toda joven, tenía mis amigas de salidas. Claro que a nosotras no nos dejaban salir mucho, y mucho menos tener novio. Una de mis amigas tenía un novio a esa edad, pero era a escondidas. El tenía una moto y yo la ayudaba para que se vieran.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi