Home  //  Historias  //  Historias Reales

Historias Reales

Llegó la hora del terror, historias reales que te harán ver la realidad de otro modo. Los autores de estas historias aseguran que son auténticas vivencias terroríficas que han tenido que superar. Quizás pienses que no son verdaderas, o simplemente que son malas interpretaciones, pero la verdad es que ellos también pensaban como tú hasta que les tocó vivirlas en persona. La realidad siempre supera la ficción.

Hola, mi nombre es Jaime, soy de un pueblo de Córdoba, Andalucía... Mi historia, a pesar de que nadie la crea, es muy cierta y espero que aquí me crean... Bueno, era un día de verano y hacía mucha calor, yo estaba trabajando en mi oficio habitual, que es limpiar tumbas, pues soy el hijo del santero de este cementerio...

Puedo recordar este hecho sin ningún esfuerzo pues la verdad uno llega a acostumbrarse a fantasmas y toda esa basura, pero mi relato es completamente real, me ha pasado a mi y no es uno de esos en los que alguien tiene que morirse para ser pasado por un seudo relato de miedo.

Esta es una historia totalmente cierta, le pasó a mi padre cuando estaba hospitalizado; así comienza todo... mi padre estaba gravemente enfermo y estaba internado en un hospital, él había hecho muy buenos amigos (ahora la mayoría están muertos).

Hola, me llamo Francisco y os cuento mi interés por este viejo caserón apartado de la ciudad. Mi primera entrada en esta casa se produjo en septiembre del año pasado y hasta el día de hoy no he podido quitármela de la cabeza. Empezaré relatando mis vivencias personales que aunque no han sido muchas, sí han tenido el interés suficiente para seguir visitándola.

Mi tío Ernesto había muerto y mi papá compró su coche, nunca había sentido miedo alguno en ese coche hasta la noche que pasó lo siguiente. Mi hermano tenía una tos espantosa acompañada de los primeros síntomas de gripe, por lo que lo llevaron al hospital donde trabaja un familiar nuestro, concretamente un primo.

El cortijo esta a apenas un kilómetro de donde vivo y aun así jamás me atrevería a entrar en aquel macabro lugar, solo con verlo desde fuera y de lejos impone y me hace ver que lo mejor es dejar ese lugar en paz. Aun así entre con unos colegas.

Todo empezó una tarde de primavera cuando Noelia salió a dar una vuelta por los jardínes de su casa... Ella era una chica encantadora, tenía el pelo lacio renegrido con rizos y su cara blanca como la nieve, sus mejillas coloradas.

Esto le pasó a un primo mío pero no daré nombres. Ocurrió en Pinamar (Argentina). Cuando sólo tenía 3 años, él, valientemente se atrevía dormir solo en su habitación y una noche se levantó a altas horas de la noche a beber agua, en ese instante vio por la ventana a un ser con una luz blanca.

Y como siempre, allí estábamos los de siempre, haciendo lo de siempre. Sentados en la oscuridad, alejados de todo aquel que solo quería imponernos algo. Todos hablábamos, reíamos, bebíamos y todas esas cosas que haces con los amigos. Cuando mejor lo pasábamos, Carol, mi mejor amiga empezó a llorar mientras gritaba que en el fondo en la oscuridad había alguien que vestía de negro y estaba tan pálido que parecía un muerto.

Me llamo G, tengo 31 años y soy médico. Esta historia me sucedió hace un par de años cuando trabajaba en una Unidad de cuidados intensivos en una Clínica. Una noche, sobre las dos de la madrugada, nos encontrábamos mis tres compañeros enfermeros y yo realizando los informes del día y charlando al mismo tiempo.

Esta historia no me pasó a mi, en realidad, es una anécdota de mis tíos, que viven en Suiza. Son gente rica en ese país y decidieron montar hace unos 20 años una granja de perdices en su terreno, también construyeron una casita donde vivir y allí pasaron algunos años.

Hace un par de semanas, mi novio y yo estábamos jugando al ordenador, cuando de
repente, se empezaron a oír ruidos que venían de las escaleras. Nos acercamos a mirar qu andaba mal. De pronto, se oyeron unos pasos junto a nosotros, para ser más exactos, en la cocina.

Lo que me sucedió es difícil de creer pero la realidad puede superar la ficción. Ocurrió el 2 de noviembre del 2003, que por cierto, el día de los difuntos, entonces estaba embarazada de gemelos y tuve que ir al hospital porque se me estaba pasando el parto, todo estuvo bien.

Quizá les parecerá una tontería e incluso puede que no les cause miedo, pero para mi y para mis amigas no fue nada agradable. Todo comenzó un día normal en el colegio al que asisto todos los días, estabamos Yessica, Florencia, Carolina y algunas otras cuando entramos al baño de mujeres a hacer nuestras necesidades....

Mi madre era dueña de una casa en Acapulco que mi padre nos habia Heredado pero por falta de dinero tuvo que rentarlo a una familia que venia de Cuba, al parecer eran buenas personas. Ellos vivieron en mi casa un año, en el cual pasaron cosas extrañas ya que el señor era espiritista y tenia sesiones todas las noches.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi