Home  //  Historias  //  Historias Reales

Historias Reales

Llegó la hora del terror, historias reales que te harán ver la realidad de otro modo. Los autores de estas historias aseguran que son auténticas vivencias terroríficas que han tenido que superar. Quizás pienses que no son verdaderas, o simplemente que son malas interpretaciones, pero la verdad es que ellos también pensaban como tú hasta que les tocó vivirlas en persona. La realidad siempre supera la ficción.

Esto que voy a contarles es algo muy real, y le sucedió a mi abuela hace unos 30 años, ella vivía junto con mi madre y mis 2 tíos (que entonces eran unos niños), en una casa antigua de dos pisos, que tenia cierto aspecto fantasmagórico y ubicada en diagonal al cementerio del pueblo.

No creerán esta historia. Pero es real, tan real como que yo estoy sentado aquí escribiéndola tan real como que yo voy a morir en la mañana. Sí, esta historia termina con mi fin, con mi muerte.

Alguien me agarra de la mano, estoy mareado, abro los ojos, veo una lámpara, estoy tumbado en el suelo, giro la cabeza a un lado y a otro, reconozco la habitación, es la habitación de Clara, trato de incorporarme y no puedo, siento un terrible dolor en el estomago y dirijo mi mirada allí, Dios mío!!, tengo un cuchillo clavado!

Como decía mi abuelo que enpaz descance: No está ustedes para saberlo, ni yo para contarlo, pero lo que les voy a contar es un hecho real que me aconteció a mi hace aproximadamente como diez años en mi pueblo llamado Jalpatagua que es un municipio del departamento de Jutiapa, republica de Guatemala.

Una oscura figura se desprendió de su mente. Lo ha atormentado hasta el fin. Los restos calcinados de leña en la antigua chimenea y las viejas alfombras cubiertas a esta altura por asquerosos y putrefactos hongos son dos de las cosas que caracterizan este agradable lugar...

Una mañana de invierno una de las azafatas del avión que hacía cualquier ruta de vuelo se dirigía por el pasillo del avión hacia la cabina de mando después de atender a los pasajeros. Entonces se acercó a uno de los pilotos y le informó de que la cabina de descanso estaba libre. Entonces el hombre se levantó y se marchó a dormir un rato.

Todos alguna vez hemos escuchado sobre casos de casas embrujadas, pero no como del caso que a continuación les voy a contar. Por el año 1998 vivía una familia en una casa que quedaba justamente en la esquina de la mia, en medio del montarral se podía ver la casita descuidada donde vivía una familia muy humilde, en total eran seis personas la que la habitaban: 2 mujeres, 2 varones y mamá y papá.

Siempre que se mande un correo electrónico, hay que asegurarse que la dirección es correcta. En Colombia un hombre salió de Bogotá; la capital, para pasar unas vacaciones en la calurosa ciudad de Cartagena.

Mi nombre es Ernesto, soy un cura, de una vieja iglesia, donde vivimos varios frailes, monjas y yo, que soy el Cura Mayor. Hace tiempo, un hombre me trajo un perro lazarillo. La historia es así:

Era el dia de mi cumpleaños, 18 años ya, me saqué el carnet de conducir, y mi padre me regaló un cohe. No era de última moda, pero estaba bien. Había un concierto de un grupo que nos encantaba a mis amiga y a mí, que se celebraba en un pueblo cercano, al que podriamos ir en coche tardando una media hora.

Hace unos dos años, en Granada capital, ocurrió un asesinato que llamó mucho la atención. Fue en un piso de estudiantes, donde vivían cuatro chicas. Una noche, dos de las chicas se fueron a sus respectivos pueblos ya que era viernes, para pasar el fin de semana. Las otras dos se quedaron en el piso.

Era una consciencia clandestina habitante de un submundo de tinieblas. Yacía de incógnito a la otra perspectiva dentro de su angosta y cálida prisión. Su cerebro se alimentaba de los escasos recursos que los sentidos le transportaban desde detrás de la elástica barrera, y hasta sus oídos se acercaban los ecos sordos provenientes de la otra dimensión.

De niño nunca me permitieron acercarme al bosque porque es muy peligroso, no importa que tan osado fuera la persona era muy difícil salir, si lo hacías morías a la semana de haber salido, si tenias suerte ya no regresabas.

Jen estaba ansiosa por realizar el viaje que habían planeado sus amigos hace tiempo, pero su madre no quería ceder ante su petición porque sabia que para llegar al lugar al cual querían ir tendrían que viajar por aquellas vías tan peligrosas de las cuales se habían comentado mucho últimamente debido a la cantidad de accidentes ocurridos en ellas por razones inexplicables, ya la chica estaba grande como para tomar sus propias decisiones pero igualmente le importaba mucho la opinión de su madre, ella llamo a sus amigos para explicarle la razón por la cual no podría ir, pero ellos querían que ella los acompañara así que le rogaron y rogaron hasta que la convencieron de hacer lo que no quería.

La luna se erguía arrogante en lo alto de la noche frívola; abajo, la soledad reclamaba las calles que pocas horas antes eran tan bulliciosas; las cunetas arrastran los vestigios de la zozobra humana: lodo, basura, heces, sangre, pus... todo rastro indeseable de la desdicha humana olvidado por unos e ignorado por otros, todo se mezcla en una repugnante y hedionda mezcla que, conducido por la cloaca, desemboca en algún rio cercano.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi