Home  //  Historias  //  Historias Reales

Historias Reales

Llegó la hora del terror, historias reales que te harán ver la realidad de otro modo. Los autores de estas historias aseguran que son auténticas vivencias terroríficas que han tenido que superar. Quizás pienses que no son verdaderas, o simplemente que son malas interpretaciones, pero la verdad es que ellos también pensaban como tú hasta que les tocó vivirlas en persona. La realidad siempre supera la ficción.

La navidad es una época del año muy bonita, los regalos, el árbol, la familia reunida, etc. Al menos eso pensaba yo hasta que las pasadas navidades me ocurrió algo que me hace temblar.

Era una tarde como todas, mis amigos y yo siempre nos juntábamos a pasar el rato.
Esa tarde nada seria diferente, o al menos eso creí. Emir, uno de mis mejores amigos, tuvo la idea de grabar a los muertos. Con este equipo podemos grabar algunas psicofonias, lo he leído en Internet. dijo señalando mi nuevo grabador.

Un nuevo dia, un dia mas de dolor... La mañana era tan opaca y gris como ayer, mis manos temblorosas jugueteaban con mi paciencia mientras intentaba ponerme en pie, mis ojos grises y cansados se resentian al recibir la poca luz que entraba a la habitacion, Marta estaba a mi lado, pero al igual que mi voluntad ya casi no me acompañaba.

Me cuesta mucho hablar sobre esta historia porque se me ponen los pelos de punta. Es una historia real como la vida misma y desde entonces yo no rechazo ningún suceso paranormal. Esta experiencia me hizo ver que realmente existe algo sobrenatural en nuestro mundo.

Os voy a contar una historia de una persona muy cercana a mí, concretamente la hermana de mi padre, ella nunca la ha contado porque prefirió olvidarlo. Hace muchos años, mi tía tendría 18 años, ahora tiene 60. Estaba de novia con el que ahora es su marido, despidiéndose en el portal de la que todavía es la casa de mi abuela.

Me llamo Noe, y voy a contar lo que me pasó hace varios años, y todavía no se me quita de la cabeza. Eran las 05.30 de la mañana, yo estaba durmiendo en mi habitación como de costumbre cuando un ruido extraño en el salón me despertó.

Desde mi habitación se ve el salón, y yo tenía la puerta abierta, puesto que siempre me había dado miedo dormir con la puerta cerrada, cuando escuché cuando algo o alguien se había puesto las zapatillas de estar por casa de mi padre y empezó a dar patadas al mueble que yo veía desde mi cama y a arrastrarlas por el suelo, a la vez que oía como arrugaban hojas de periódicos. Yo no podía gritar aunque nada me lo impedía porque tenía miedo de que al gritar, mis padres no se despertaran, pero viniera aquello que estaba en el salón, así que cogí el móvil y llamé al teléfono fijo de mi casa. Esperé solo un tono y colgué. Se despertó mi padre, fue al salón, pensó que había sido el despertador y se volvió a acostar y el ruido desapareció. Os puedo asegurar que yo no estaba dormida.

Estos acontecimientos ocurrieron en un pueblo del aljarafe sevillano (Bormujos), hace unos 50 años aproximadamente. Yo era un vecino de este pueblo, del que me tuve que ir por los sucesos por los cuales me quedé trastornado, ya que lo que voy a contar le sucedió a un familiar mio.

Esta historia es totalmente real. Nos pasó a nosotras, en un día que nunca olvidaremos. Una vez yo fui a la casa de Lola (mi prima) y me quede a dormir, Lola me habia contado una historia de que escuchaba ruidos en su terraza yo no le creí, pero desafortunadamente la historia era real...

Por cuestiones del trabajo de mi marido, mi familia y yo nos mudamos a un pequeño pueblo que se halla en Orizaba, Veracruz. Parecía ser una estancia agradable; sin imaginar lo que me esperaba...

Una noche,unos chicos celebraban una fiesta. En la misma calle, un poco más abajo, había un cementerio y estaban comentando el miedo que daba. No se te ocurra nunca pisar sobre una tumba cuando se ha puesto el sol, dijo uno de los chicos. Si lo haces, el muerto te agarra y te mete dentro.

Me gustaría que reflexionaran leyendo esta historia, quiero que piensen de verdad cual es el sentido de la vida, y, lo que de verdad, importa. Si esperan un relato de terror típico, no lean este, para mi el verdadero terror es el destino, nosotros solo somos seres insignificantes, peones en un tablón de ajedrez, desnudos ante el poder destructivo de nuestra propia mente y de la vida.

Una noche en el centro comercial Hipercor de un pueblo de Sevilla, al finalizar los trabajadores su turno de tarde, salieron como tantas otras noches a través del parking y dirigirse hacia sus casas, no había nada extraño.

Todo empezó hace aproximadamente 2 semanas y media cuando empece en mi nuevo trabajo. Mi trabajo no consta de gran cosa así que decidí pasar el rato leyendo casualmente esta misma pagina de relatos e historias de miedo.

Si estás leyendo esto significará que ya no existo. Hoy, día 29 de noviembre de 2009, Domingo, a las 3:00 horas, he decidido por voluntad propia y sin ninguna clase de coacción externa, poner fín a mi vida, y lo hago siendo plenamente consciente de que lo que me espera al otro lado no es sino el vacío más absoluto, la nada, la no existencia.

"Eres un monstruo y no mereces vivir". Aquello era lo que en el pasado muchos de mis compañeros me gritaban, riéndose de mí y humillándome ante las chicas. Llegué a este mundo con una malformación en la cara lo suficientemente seria como para perder mi ojo derecho, a causa de ello el resto de mi vida se convirtió en un difícil camino cuyo único destino era sobrevivir.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi