Home  //  Historias  //  Leyendas  //  El cumpleaños

Ejercía de taxista, cuando me dirigía como cada noche en mi ruta, pues recientemente se me había asignado la cual se encontraba alejada del centro de la cuidad. Una noche de mucho frió mientras iba por la carretera alejada del centro divise una esbelta figura de una hermosa muchacha que caminaba semidesnuda por la carretera y casi no podía tenerse en pie.

Me pare y me acerque asustado corriendo hacia ella y vi sus ojos envueltos en lagrimas pidiéndome que no le hiciera daño y cuando se calmo un poco me suplico angustiada que le ayudara y que le llevara a su casa. Me quite mi chaqueta y se la puse pues estaba desnuda de cintura para arriba y le pedí que me contara que es lo que le había ocurrido. Después mucho tiempo calmándola accedió por fin a contarme lo que le había ocurrido: era su cumpleaños y había salido con unos "amigos" a divertirse pero algunos de ellos ebrios la subieron en un coche y la llevaron aun lugar apartado para violarla y ella desesperada corrió hasta donde pudo con sus vestidos rotos. La abracé y al contemplar su rostro dulce y hermoso y su mirada tierna aunque con lagrimas, quise tener entre mis manos a los malvados que quisieron hacerle daño le pregunte donde vivía y accedió a decírmelo.
Al llegar quiso devolverme la chaqueta pero le suplique que se la quedara: Aunque quizás no lo sea le deseo un feliz cumpleaños le dije. Ella me sonrió y me di cuenta de que a pesar de lo que le había ocurrido su sonrisa no era fingida. Ven mañana por ella me dijo refiriéndose a la chaqueta y antes de irse le pregunte por su nombre: Me llamo Alicia, Alicia Benítez.
Al día siguiente rebosante de felicidad me dirigí hacia su casa y me abrió una señora de edad avanzada: ¿Esta su hija señora? pregunte y ella me respondió con lagrimas en los ojos: disculpe joven pero Alicia lleva un año muerta hoy es precisamente su cumpleaños. Me llene de espanto y el único impulso que sentí fue el de verificar que aquello no era verdad, corrí al cementerio y busque incansablemente y por desgracia para mi, encontré una lapida y una foto que reconocí lleno de dolor y desilusión, reconocí esos ojos tiernos y ese rostro tan hermoso verifique que en aquella lapida ponía: Alicia Benítez 1978-2001 y en donde reconocí mi chaqueta encima de aquella lápida.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi