Home  //  Historias  //  Leyendas  //  Las profecías

"Cuando el mundo esté pidiendo paz y seguridad y arrepentido de todo el mal que ha hecho, la destrucción repentina, el nuevo armagedón ha llegado y sufrirán". Estas fueron las profecías de la virgen de Fátima cuando se les apareció a tres niños en el año 1917 y dijo que en estas fechas, a partir del 2005 en adelante, llegaría el final.

 

Una de las niñas aún vive, es monja, se llama Lucía; la hermana Lucía reside en un claustro en Europa.

Este mensaje fue leído por el papa Juan Pablo II, enfermó y después murió.

El papa decidió no revelar este secreto, pues consideraba que al hacerlo traería al mundo pánico y desesperación, además de que no quiso comentar absolutamente nada sobre unas personas que aquí se mencionan; no quiso revelar de quién se trataba y se dice que cuando se le cuestionaba a cerca de éstas, entraba en un terrible pánico.

Ahora se revela otra parte más de dicho mensaje, pero falta otra parte en el cual se especifica mucho más acerca de las llamadas personas (es más fuerte que este escrito). No para causar pánico, sino porque se considera que la gente ya está preparada o debe prepararse para conocerlo y puede tomar conciencia de lo que se avecina en las próximas fechas.

La hermana Lucía dio a conocer el mensaje, primeramente al papa Juan Pablo II, quien al terminar de leerlo estaba temblando y decidió no hacerlo público por miedo a la reacción del mundo; se puso muy mal, sus fuerzas se le fueron acabando, hasta morir.

La virgen le dijo textualmente a Lucía:

"Ve hija, di al mundo lo que pasará cuando se aproxime la fecha del número de la bestia (06 0606): 6 de Junio de 2006, pues los hombres están siendo dirigidos por el demonio, sembrando odio y venganzas por todas partes." "los hombres fabrican armas mortales que podrán destruir al mundo en minutos, buscan cualquier pretexto para atacar a otros países; la mitad de la humanidad podrá ser horrorosamente destruida. Habrá conflictos entre órdenes religiosas.

Dios permitirá que todos los fenómenos naturales como el humo, el granizo, el frío, el agua, el fuego, las inundaciones, los terremotos, el tiempo incremente, desastres terribles y los inviernos extremadamente fríos como los de estos tiempos, acaben con la tierra poco a poco, habrá enfermedades sin cura, las personas se burlan de los santos y de la iglesia, habrá asesinatos sin control, la gente se matará las unas a las otras, mucha gente sufrirá.

Estos fenómenos naturales sucederán de todas maneras antes del año 2005 y seguirán de ahí en adelante con mayor intensidad y destrucción, el clima cambiará repentinamente, habrá clima extremo conforme vaya pasando el año 2006, este año (2006), será de catástrofe para la humanidad, según con este escrito que el papa Juan Pablo II mantuvo en secreto. No podrán sobrevivir, los faltos de caridad hacia el prójimo y los que no se amen unos a otros, como mi hijo les ha amado. Muchos desearán haber muerto, pues millones perderán la vida en segundos y sufrirán demasiado, vendrán nuevas formas de vida de otros mundos, se harán llamar personas y contribuirán con la destrucción para lograr más poder para ellos mismos y así procrear su nueva raza y extenderse.
Los castigos que están frente a nosotros, en la tierra, son inimaginables, pero vendrán, no hay duda. Dios ayuda al mundo, pero todo aquel que no de testimonio de fidelidad y lealtad hacia el, será destruido en forma irremediable puesto que muchos ya le han dado la espalda y el no puede hacer nada ante eso" Dios sólo dejará que siga su curso lo que la humanidad ha creado con su odio y mala fe ante la sociedad y ante el mundo mismo. El padre Agustín, quien reside en Fátima, recibió permiso del vaticano, para visitar a la hermana Lucía. El padre expresa que ella lo recibió muy acongojada, con lágrimas en los ojos diciendo:

"Padre, nuestra señora está muy triste porque nadie ha tomado interés en su profecía de 1917, no le importa a la gente dicha profecía. Así, mientras los buenos tienen que seguir por un camino estrecho; los malos van por un camino amplio que los lleva directamente a la destrucción y, créame padre, que el castigo vendrá muy pronto a partir del 2006 en adelante y llegará sin poder detenerlo. Muchas almas pueden perderse y muchas naciones y estados desaparecerán de la tierra; el mundo se podría perder para siempre.

Ya ha llegado el tiempo para todos de transmitir el mensaje de nuestra señora a sus familiares, a sus amigos y al mundo entero. Estamos cerca del último minuto, del último día y la catástrofe se aproxima, llegarán nuevas formas de vida de otros mundos y esto que ahora conocemos como mundo, será un desastre total, sin ley, sin control y sin nada ni nadie que pueda evitarlo.

Qué nos espera?

En todas partes se habla de paz y seguridad, pero el castigo vendrá sin nada que lo pueda detener.

Una guerra sin sentido provocará una destrucción nuclear. Esta guerra podría destruir todo, el terrorismo causará pánico y desastres en el mundo, será un desastre. La oscuridad caerá entonces sobre nosotros durante 72 horas (3 días) y la tercera parte que sobreviva a estas 72 horas de oscuridad y sacrificio, empezará a vivir en una nueva era, será gente nueva, pero algunas no serán libres, puesto que "personas" que dirán ser buenas, pero no es así, de otros mundos estará entre ellos, orillándolos a realizar actos conforme a su conveniencia y placer. En una noche muy fría, 10 minutos antes de la media noche, un gran terremoto sacudirá la tierra durante 8 horas. Los buenos y los que propaguen la profecía de la virgen de Fátima, no deben temer, pero los demás sufrirán las consecuencias de hacer caso omiso de esta advertencia, el terremoto causará la destrucción de gran parte de la tierra, algunas partes se separarán y causará gran desastre, es así como empezará la destrucción causada por el clima extremo, a causa de todos aquellos químicos malignos que el mismo ser humano a creado".

Qué hacer?

La madre Lucía, dice que la virgen pide: "no salgan de sus hogares y no dejen a nadie extraño entrar en él. Vendrá gente nueva y desconocida aparentando ser buena y le dirá que se unan a ellos, a su nueva raza y forma de vida, no haga caso! Estas nuevas personas se aprovecharán de la catástrofe que estará sucediendo en el mundo para su conveniencia." la madre lucia quedo llorando y asustada después de escuchar esto. Hay terror, el papa Juan Pablo II, no quería aceptar esto, pero sabía que así sería y no había nada que hacer para evitar tal catástrofe, él estaba en contra de que se revelara esto, pero sabía que tarde o temprano tenia que darlo a conocer.

A causa de esto enfermo tanto que murió y fue así como se pudo dar a conocer este escrito.

La madre Lucía, prosigue según lo que se le ha revelado: "para que ustedes se preparen y puedan permanecer con vida, como hijos míos que también son; les daré las siguientes señales: la noche será muy fría, soplarán fuertes vientos, habrá angustia y en poco tiempo empezará un terremoto que hará temblar fuertemente la tierra. En casa, cierren puertas y ventanas y no hablen con nadie que no esté dentro de ella. No miren hacia fuera, no sean curiosos, pues esa será la ira del señor. Enciendan velas blancas, ya que por tres días ninguna otra luz podrá alumbrar. habrá personas extrañas, nunca antes vistas, fuera de casa, pidiendo entrar a su casa y pidiendo que se unan a ellos, no haga caso! el caos reinará, temblará la tierra. El movimiento será tan violento que moverá la tierra 23 grados y luego la regresará a su posición normal. Entonces vendrá una absoluta y total oscuridad que cubrirá la tierra entera. Todo espíritu maligno andará suelto haciendo mucho mala las almas que no quisieron escuchar este mensaje y a los que no quisieron arrepentirse. Todo estará oscuro y aparecerá en el cielo una gran cruz mística, para recordarnos el precio que su hijo pagó por nuestra redención. El señor protegerá la propiedad de los elegidos, impidiendo entrar al maligno". La madre Lucía sigue relatando lo que la virgen le confió: "imploren lo siguiente:

"Oh Dios perdona nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y lleva al cielo todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia".

"Aquellos que crean mis palabras y lleven el mensaje a los demás, no deberán temer nada en el gran día del señor. Los que callen ahora, se harán responsables por ese gran número de almas que se pierdan por ignorancia, cuando la tierra ya no tiemble, aquellos que todavía no crean en nuestro señor, en su palabra, morirán horriblemente, sufrirán. El viento traerá gas y lo regará por todas partes. Entonces saldrá el sol".

Puede que muchos vivan después de esta catástrofe y serán sólo los que hayan seguido las indicaciones de dios. No olviden que si esto es un castigo de dios, entonces es santo y que, una vez comenzado, no deben mirar hacia afuera, por ningún motivo, ya que Dios no quiere que ninguno de sus hijos buenos vea cuando castiga a esos pecadores, no quiere que vean cómo los hace sufrir, morir y tragarse su propia sangre maldecida, no quiere que vean el dolor que les causará a esas malas personas por sus malos actos y su falta de fe ante dios y ante este escrito, querrán arrepentirse, pero ese tiempo ya habrá terminado, el tiempo para arrepentirse es ahora!.

Se debe entender que Dios permite que todo esto pase y se debe entender que Dios castigará a todas aquellas personas que no lo escucharon, eso dice este texto y por eso es que se ha causado tanto pánico, pues Dios desatará su ira sin control en contra de todos aquéllos que están haciendo daño en el mundo, contra todos aquellos que no hagan caso de este texto, recuerden que la palabra de Dios no es una amenaza, sino una buena noticia y la ira que desatara será buena para desaparecer a esas malas personas y a esas personas que dirán ser buenas y que querrán apoderarse del mundo.

Por favor reproduzcan este texto tan importante y envíenlo a quienes conozcan para que todos tengan la oportunidad de arrepentirse y salvarse, imprima este texto para que lo recuerde. No se sabe si quienes estén recibiendo este mensaje crean o no en él, pero esperemos puedan pensar, que si les está llegando es por alguna razón especial; quizá dios permite que así sea, porque quiere salvarlos para el, sea cual fuere su religión, es importante darle importancia a este texto, puesto que es el texto original que estuvo en manos del mismo papa Juan Pablo II y de santa lucía. Si alguien no cree en este mensaje, por lo menos envíelo a otros, para que aquellos que sí creen, tengan una oportunidad de decidir por sí mismos que camino escogen. Usted puede ser quien esté dentro de su casa el día de la catástrofe o puede ser quien esté afuera de su casa en el terror!

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi