el-bigfootPie Grande

El gran hombre-monstruo del continente norteamericano se ha convertido en mito, hasta tal punto que el término "Bigfoot" corre el peligro de convertirse en una etiqueta genérica y que se le aplique a cualquier criatura melenuda que camine como un hombre. Pero el Bigfoot original, la bestia de dos metros y medio avistada en los bosques del noroeste del Pacífico y en Canadá, donde se conoce tradicionalmente como "Sasquatch", será el objetivo de nuestro análisis.

 

Los orígenes de los avistamientos del Bigfoot pueden encontrarse en las leyendas americanas nativas de la antigüedad, concretamente en los cuentos de Witiko, o Wendigo: "Un espíritu bestia y gigante". Son muchas las citas parecidas que coinciden con las descripciones de los avistamientos más actuales.

Aunque algunos investigadores se niegan a creer que el Bigfoot era conocido antes de la llegada de los europeos al continente. Para ellos cualquier documentación anterior sobre la existencia de la criatura no es fiable.

Durante los años 1900, el periódico colono de Victoria, British Columbia, publicó varias historias sobre "hombres-mono" en áreas alejadas de los bosques americanos. En los años 20, el maestro de escuela J.W Burns colaborador del British Columbia escribió artículos muy detallados en periódicos sobre misteriosas criaturas gigantes y cubiertas de pelo por todo el cuerpo.

Pero escritos del Canadá occidental fueron los responsables de popularizar el término "Sasquatch", palabra que venía de Salísh, utilizada por los nativos en su lengua. El sasquatch se conocía en Canadá mucho antes de que los cuentos sobre Bigfoot fueran conocidos en Estados Unidos.

el-bigfoot3Aunque el aumento de interés sobre el Sasquatch se produjo cuando se publicó una fotografía tomada por Eric Shipton de una huella de Yeti. John Green, un editor del periódico British Columbia, comenzó a divulgar los primeros avistamientos de Sasquatch en 1955. Green cubrió inicialmente este tipo de noticias para aumentar los lectores del periódico, eso le llevó a publicar alguna historia falsa, como por ejemplo la historia de que un Sasquatch había secuestrado a una joven. A pesar de eso, Green se convirtió en la principal autoridad sobre Sasquatch de la época, gracias a la extensa recopilación de historias y avistamientos.

John Green entrevisto a un cazador de Sasquatch, William Roe, que afirmó haber tenido un encuentro cercano con una hembra en el año 1955, mientras cazaba en las montañas.

"Me vino un pensamiento, si le disparaba, probablemente tendría un espécimen único y de gran interés para los científicos de todo el mundo," Dijo William Roe. "Pero cuando estuve apunto de hacerlo, sentí que lo que tenía delante era un humano, y sabía que nunca me perdonaría si lo mataba".

La publicación de la experiencia de William Roe, hizo que un hombre se animara a contar su propia experiencia, que según él, habría ocurrido unos treinta años antes. Albert Ostman, leñador jubilado de sesenta y cuatro años declaró en 1957 para el British Columbia que no había contado nada desde 1924 por miedo a ser ridiculizado. La historia de Ostman era el informe más dramático hasta el momento. La primera persona secuestrada por unos Sasquatches.

Ostman acampó unos días para descansar del viaje, cerca de la isla de Vancouver, allí se encontró con una guía nativa rastreadora que le advirtió sobre la presencia de Sasquatches por la zona. Ostman nunca había oído hablar sobre éstas y no dio importancia a esos cuentos de indios.

Entonces una noche, se despertó al escuchar un extraño ruido, pero era demasiado tarde y Ostman fue arrastrado por la criatura durante lo que el estimó unas veinticinco millas más o menos y metido en su saco de dormir. Después de unas horas, lo lanzaron a un agujero, allí se encontró con cuatro sasquatches. Ostman los describió como una familia, con un padre y una madre y su par de hijos, un varón y una hembra. Él indicó que el más grande, el varón adulto que lo secuestró, media sobre los tres metros y estaba cubierto de pelo muy oscuro. Los niños aunque más pequeños, seguían siendo enormes, de unos dos metros de alto.

Ostman dijo que los Sasquarches hablaron entre ellos con una lengua aparentemente inteligente, y aunque no lo lastimaron ni amenazaron, decidieron que no lo dejarían irse. Su guarida estaba dentro de un pequeño valle entre estrechos acantilados y que el Sasquatch más grande estaba de guardián en el único punto por donde se podía escapar. Ostman sugirió que él pudo haber sido seleccionado como compañero para la joven hembra

Lo mantuvieron prisionero durante unos seis días. Durante este tiempo, le dio tiempo a mantener un enlace amistoso con el varón más joven, que se había encariñado con una bonita caja de tabaco. Eso le dio una idea. Ofreció su caja al varón adulto, que impulsivamente vació todo el contenido en su boca. Los efectos del tabaco incapacitaron al Sasquatch grande en poco rato, haciéndole caer al suelo con un malestar abrumador. Ostman no perdió la oportunidad de escaparse. Nunca contó el fantástico cuento a nadie, sólo decidió contarlo cuando el mundo estuvo preparado para escuchar. Los cercanos a Ostman comentaron que era un hombre serio y que lo veían asombrosamente convencido.

El secuestro de Ostman de 1924 sigue siendo el relato más elaborado y detallado sobre un contacto de Bigfoot, pero como cualquier Critozoólogo aficionado sabe, está lejos del avistamiento más famoso de la historia. El honor pertenece a la grabación de un Bigfoot en uno de los bosques de California.
La Película De Patterson

La grabación de un bigfoot de más de dos metros realizada en el norte de California, está entre las pruebas más importantes del campo del estudio de lo paranormal.

el-bigfoot2

La polémica película fue grabada por Roger Patterson, antes jinete de rodeo, pero fascinado profundamente por el Bigfoot. Después de recopilar mucha información y recortes de prensa sobre la criatura, en 1966 escribió un libro. Entonces decidió filmar un documental sobre avistamientos de Bigfoot.

El 20 de octubre de 1967, Patterson y su amigo Bob Gimlin cabalgaban por los remotos bosques de la región de Bluff Creek al norte de California. Patterson llevaba una cámara de 16 mm y grabar así posibles rastros del Bigfoot. Después de mucho rato sin ver nada más que frondosos bosques, Patterson y Gimlin se encontraron de improvisto con una enorme criatura, que se encontraba en cuclillas junto a un arroyo. La bestia se levantó, en ese momento Patterson pudo apreciar que se trataba de un piesgrandes hembra de más de dos metros. La criatura comenzó a caminar hacia el bosque.
Los caballos retrocedieron asustados, Patterson cogió la cámara de su bolsa y comenzó a grabar. Unos escasos segundos de grabación fueron el resultado, pero los suficientes para ver claramente a la enigmática criatura.

Después del fantástico encuentro, Patterson y Gimlin tomaron en molde de yeso las huellas que había dejado la criatura.

Desde entonces la película de la Bigfoot ha sido sometida a todo tipo de exámenes y análisis, aunque nadie a demostrado que sea una falsificación, la ciencia se muestra escéptica ante la prueba.

Entretanto, la criatura continúa apareciendo con regularidad en América del Norte, alarmando, aunque sin hacer daño, a los testigos, que invariablemente son cogidos por sorpresa, e intrigando a todos aquellos que meditan acerca de su existencia.

Publicidad

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi