Leyendas urbanas sobre los Perros negros, Black Dog

Votar este artículo sobre Los Perros Negros    

El término 'perro negro', se utiliza para hacer referencia a apariciones de criaturas que según los testigos se asemejan a grandes perros negros, sin embargo a menudo también se utiliza como término genérico de apariciones caninas de otros colores y tipos. Estas apariciones se dan sobre todo en América y Sudamérica.
Normalmente se distinguen entre tres tipos de perro negro, aunque estas tres divisiones existen para poder clasificar algo a nuestra conveniencia, ya que algo tan extraño y desconocido es imposible de clasificar. Una vez más, ante lo desconocido, sólo podemos ser meros observadores.

Tipo A. En Inglaterra y Norteamérica se le conoce generalmente y de forma local como 'Barguest', 'Striker', 'Padfoot' o 'The Hooter'. Estos son sólo algunos de los nombres utilizados para denominar a una criatura impersonal, con apariencia desconocida, pero que según los testigos podría ser un gran perro.

Tipo B. Se le conoce como 'Black Dog', Perro Negro, es siempre un perro negro. Parece ser que están asociados por algún motivo a un lugar o zona y siempre se aparecen en los mismos lugares. Algunas veces, momentos antes de su aparición, los testigos notan fenómenos extraños, como voces, apariciones fantasmales o sucesos difíciles de explicar.
En algunas zonas se les asocia con las apariciones de las brujas.

Tipo C. El tercer grupo de perro negro, es le más raro y más difícil de observar. Aparece con un ciclo del calendario, o cada cierto tiempo.

¿Dónde se ven estas apariciones?

Las apariciones de extraños perros negros son extensamente conocidos en Gran Bretaña, especialmente en Inglaterra, y algunos consideran que es un fenómeno principalmente británico. Sin embargo, se ha demostrado que eso es totalmente falso, en todo el mundo hay constancia de apariciones de perro negro, pero donde más en Norteamérica, Sudamérica y Europa.
En cada zona son conocidos con nombres diferentes, pero al escuchar las historias todas tienen un gran parecido.

Los perros negros se asocian a menudo a un lugar o área en particular. Suelen aparecer cerca de lugares donde han ocurrido violentos sucesos o crímenes.
Normalmente se observan en entornos rurales, sepulcros, puentes y en zonas cercanas al agua como pozos, ríos, lagos etc..
Generalmente aparecen durante la noche, aunque algunos avistamientos han ocurrido en plena luz del día.

En algunos casos, el testigo se encuentra solo durante la noche y de pronto empieza a notar la sensación de que alguien lo observa, algo raro se nota en el ambiente, los sentidos están a flor de piel. Pueden escucharse algunas voces, pero nunca hay nadie. Incluso han llegado a notar que alguien los tocaba pero al girarse tampoco había nadie. Cuando todo parece tranquilizarse y el testigo cree que todo ha pasado, se escucha el trotar de sus patas, al poco rato el perro negro aparece delante del testigo, incluso puede atacarlo.

Estos perros negros, se diferencian de los perros normales en su tamaño, en sus ojos y en su comportamiento:

Color: Generalmente negro, aunque también los hay blancos y grises.
Tamaño: Mucho más grande de lo normal. Su tamaño sería como el de un becerro grande.
Cabeza: Algunos han llegado a verlos sin cabeza o incluso con miembros de otros animales.
Ojos: Ardientes y llameantes, brillan intensamente en la oscuridad y son de un color rojizo.
Boca: Suelen tener una boca muy grande y llena de espuma. Desprenden un fuerte y desagradable olor y su respiración es potente y vaporosa.
Dientes: Sus dientes son largos y grandes.
Comportamiento: Se dejan escuchar antes, aparecen y desparecen ante los ojos atónitos de los testigos. Algunos llegan a cambiar de tamaño y de forma, convirtiéndose incluso en seres humanos u otro animal.

Apariciones

La primera aparición que se conoce fue en 1127, citado por McEwan en 1986. "Durante una jornada de caza muchos hombres vieron y oyeron una gran bestia, era negra, horrible y enorme, todos montaron en sus caballos para perseguirla. Sus ojos eran grandes y tenebrosos".
Fue visto en el mismo parque de los ciervos en la actual ciudad de Peterborough.

En otra ocasión:

"A principios de enero de 1905, pasadas las siete de la tarde. Vi repentinamente un animal que se parecía a un perro muy grande, de color negro, apareció de pronto, como de la nada y atravesó el camino acercándose hacia mi, pensé que era el perro del cura. Decidí llamarlo para llevarlo hasta su hogar, cuando empezó de pronto a cambiar de forma, se convirtió en una bestia, sus enormes ojos brillaban intensamente. Por unos instantes me quedé asombrado, paralizado, no podía reaccionar, cuando de repente desapareció."

Otro caso citado por McEwan (1986).

"Mi encuentro ocurrió en un atardecer de verano, intentaba dormir pero no podía, me asomé a la ventana y me quedé observando la noche, relajada. Al cabo de unos instantes apareció un descomunal perro negro paseándose delante de la casa. Era horrible, sus ojos rojos eran enormes y su respiración fuerte, cuando pasó delante de mi ventana, se paró y me miró fijamente, luego desapareció."

Más Información:
http://www.pasarmiedo.com/relatos_de_terror.php


Autor: Pasarmiedo.com

Recomienda este artículo sobre Misterios a un amig@...

Tu Nombre: Tu Correo:
Su Nombre: Su Correo: