Domingo... ¡Por fin podré divertirme a mi modo!, mi familia emprende sus tradicionales vacaciones de Semana Santa; y yo me quedo sólo para hacer lo que quiera.

 

El único encargo que me dejan es alimentar a Condor, un periquillo verdiazul que mora en su jaula en el piso de arriba.

Por "Kikis" no me preocupo, ese nefasto felino se ha vuelto salvaje, no pide de comer y sólo lo veo de noche.

Lunes

Anoche no dormi bien, me fui a la cama sin cenar y para rematar mi mal humor ese maldito gato se la pasó arañando la puerta como queriendo entrar.
...................................................
Me baño para salir al pueblo y distraerme.

Después de darle de comer a Condor me dispondré a ver mi película de terror preferida "Amityville".

Martes

No sé que le pasa a Kikis, anoche escuché que refunfuñaba y que se peleaba con algo; tal vez fue con otro gato...o quizás tenga rabia.
...........................................

Hoy saldré a casa de Juan para ver unas películas, él al igual que yo comparte el gusto por la cienciaficción y comics.
(Como a las 9pm)
¡Olvidé darle de comer a Condor!... me dirijó de prisa a mi casa, abro la puerta, subo las escaleras en completa oscuridad y al prender la luz, encuentro el cuerpo del periquillo sin su cabeza. ¡No puede ser!, ahora si se voló la barda Kikis.

¿Por donde entró?, me cercioré por si alguna ventana estuviese abierta pero no. En eso escucho los arañazos del gato en la puerta, salgo decidico a darle una tunda a escobazos pero se enfada, araña la escoba y rehusa a largarse.

Por fin logro ponerlo en fuga, cierro la puerta, pero casi al mismo tiempo escucho ruidos en la cocina.

Me asusto porque acabo de ver como el gato se metió en el monte, no puede ser el mismo que esta en mi cocina.

Me armo de valor y de una vieja pala que encuentro en la cochera; voy sigilosamente hacia la cocina y al prender la luz...reconozco la otra mitad del periquillo sobre el suelo.

Rápidamente me apresuro a huir de mi casa, pero al abrir la puerta me encuentro con Kikis mostrandome sus garras y sus colmillos; me obliga a quitarme de su camino y entra hacia la cocina en donde escucho que empieza a ser atacado y a la vez a defenderse.

Cierro la puerta y decido quedarme en casa de Juan hasta el dia siguiente.

Miercoles

Me acompaña Juan y su hermano, vamos a mi casa para saber con detalle lo que ocurrió anoche.

Abrimos la puerta, entramos a la cocina y hallamos muy maltratado a Kikis, a unos cuantos centímetros de el esta lo que parece ser una comadreja; aunque me corije Juan y me dice que es una oncilla.

Según el estas alimañas son depredadores de las aves domésticas, y aunque no son capaces de lastimar al ser humano, pueden transmitir enfermedades.

Cuando llevamos a Kikis al veterinario, concluyó que al ser mordido por la oncilla probablemente podría tener rabia. Me pidió permiso para sacrificarlo, aunque me pareció infame pagarle de esa manera a quien salvaguardo a su amo.

Publicidad

Colabora con PasarMiedo.com

colabora pasar

Últimas Historias Publicadas

El horno maldito

Esta historia ocurrió en un barrio de Santa Fé capital, más exactamente en una escuela. Estaba entrando al salón de clases cuando alguien mencionó:

¿Dónde esta Gustavo?

Germán

Hola mi nombre es Antonio Cruzaley vivo en la ciudad de Mexicali B.C México lo que me pasó a mi tal vez sea difícil de creer, ya que la mayoría de la gente no cree en esta clase de cosas, por eso es que busqué esta página para poder desahogarme. Espero que les guste mi historia y espero que a ni uno de los lectores le suceda.

Blufreak

Sus ojos eran enormes y vacíos carentes de alma
Su sonrisa gigante casi dolorosa y aquel sonido desgarrador
De aquel hacha cortando la piel de aquella pobre víctima.

Demonio por Xanath Angeles

Siempre me había preguntado que había en el último piso de mi edificio, mas nunca me atrevía a subir.

Una madrugada mientras todos dormían yo no paraba de escuchar pisadas en el piso de arriba lo cual era raro ya que ese piso estaba deshabitado. La curiosidad no me dejaba dormir así que sin dudar me levanté, salí de mi casa y subí las escaleras. Se escuchaba la lluvia caer y el viento soplar.

Los ojos de la muerte (Capítulo 1)

Cristina Argibay Oujo nos envía este primer capítulo de su novela con formato blog titulada "Los ojos de la muerte". Cada sábado publica un nuevo capítulo así que si os gusta no dudéis en visitar su blog.

Otras Webs Recomendadas

porno film porno film porno film turkce porno beylikduzu escort escort beylikduzu escort beylikduzu escort bayan porno izle porno film porno film turkce porno porno izle porno film klima servisi